La mujer que fue juzgada dos veces por la brutal muerte de su suegra y al final resultó absuelta

Su hijo de 15 años se autoinculpó de haber matado a la abuela, pero la acusación contra la nuera se mantuvo varios años

Rocío Gestal en uno de los juicios celebrados por el crimen de su suegra
Rocío Gestal en uno de los juicios celebrados por el crimen de su suegra

ferrol / la voz

La villa de Neda fue escenario el 23 de septiembre del 2002 de un brutal suceso, que causó una gran consternación en toda la comarca de Ferrol. María Dolores Pereiro, de 62 años, apareció asesinada en su casa. Le habían destrozado la cabeza a golpes con un machete y después la rociaron con un líquido corrosivo que le desfiguró el rostro. La vivienda, situada en el casco histórico de la villa, estaba revuelta, como si hubiesen entrado a robar, y el cuerpo sin vida de la mujer lo habían colocado en una habitación, con los brazos en cruz y las piernas también cruzadas.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La mujer que fue juzgada dos veces por la brutal muerte de su suegra y al final resultó absuelta