El placer de sentarse a ver la vida pasar

La Voz

FERROL CIUDAD

14 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

armas

El corazón de Ferrol. Si aún no se ha hecho, este es el momento para ver cómo ha quedado la nueva plaza de Armas, reabierta hace meses tras una profunda remodelación. Pisar el suelo de tierra de suave pendiente, mirar si comienzan a brotar las hojas en sus 21 tilos o sentarse en sus bancos a ver el ajetreo del centro puede ser el mejor pasatiempo.

Amboage

Bajo la mirada del marqués. La escultura de Ramón Pla y Monge, el marqués de Amboage, preside la plaza a la que presta su nombre. La veintena de bancos curvilíneos que rodean el perímetro invitan a tomarse un respiro. No en vano, es, a diario, la más concurridas de la ciudad.

Plaza de España

En zona de paso. Utilizada más como lugar de paso que de estancia, la plaza de España, que durante muchos años fue sinónimo de polémica, es ahora también un lugar donde disfrutar de un paseo urbano al aire libre, ajenos al tráfico que discurre bajo los pies. Si el viento lo permite, claro.

Praza Vella

Vistas a la Puerta del Parque y al foso. Punto neurálgico de Ferrol Vello, la Praza Vella reclama una intervención de mejora. Pero ello no impide gozar de sus vistas a la Puerta del Parque del Arsenal... y cruzar para asomarse al foso.

 Chamorro

Ferrol a los pies de la ermita. Los 174 metros de altura sobre el nivel del mar de esta colina son suficientes para contemplar todo Ferrol y buena parte de la ría.

Monteventoso

Doniños, desde el aire. El lugar donde se encuentra el antiguo observatorio militar es la mejor atalaya sobre la playa de Doniños y su laguna.

Baluarte de San Juan

Mirador urbano. Es parte de la antigua muralla de la ciudad y ofrece vistas sobre el muelle de Curuxeiras, la ría y La Cortina, una parte del Arsenal.