La F-105 eleva la vigilancia en el Mediterráneo oriental

La fragata es la unidad insignia de una flota de la OTAN


Ferrol

La fragata Cristóbal Colón (F-105) ha alcanzado el extremo oriental del Mediterráneo en su despliegue como unidad insignia de la flota número dos de la OTAN (SNMG-2). El buque está inmerso en la fase final de su misión con la fuerza aliada, tras relevar, a mediados de noviembre, a la Álvaro de Bazán (F-101), que desempeñaba la misma función dentro del año de mando que ejerce la Armada española, y que concluirá en junio con la Méndez Núñez (F-104) al frente de la flota, según las previsiones que maneja Defensa.

Zonas estratégicas

La Cristóbal Colón se encuentra ahora navegando en apoyo asociado a la operación Sea Guardian, el dispositivo de seguridad marítima desplegado en las aguas internacionales del mar Mediterráneo y enfocado al conocimiento del entorno marítimo para disuadir y luchar contra el terrorismo y otras amenazas. En los últimos días, el buque de la 31ª. Escuadrilla, con base en Ferrol, centró su actividad en las proximidades del canal de Suez para aumentar la seguridad de la comunidad internacional, además de efectuar adiestramientos y operaciones de vuelo, tal y como muestra la imagen tomada desde la cabina del helicóptero SH-60B de la 10ª. Escuadrilla, embarcado en la fragata. Además, la Cristóbal Colón realizó un ejercicio de «passex» -maniobras y comunicaciones entre dos armadas- con las fragatas de la Marina de Turquía TCG Gaciantep (F-490) y TCG Gediz (F-495), y entrenó junto a unidades de la Fuerza Aérea griega, tales como aviones de combate F-16, y los buques helenos HS Kanaris (F-464) y HS Kountouriotis (F-462).

Además de las fragatas, la Armada española ha contribuido a la SNMG-2 en este ciclo con más unidades navales, entre ellas, el buque de aprovisionamiento en combate Patiño (A-14) y, próximamente, se incorporará su gemelo, el Cantabria (A-15), cuyo equipo de navegación se adiestra estos días en el simulador de navegación de la escuela de especialidades de la estación naval de A Graña. La previsión de la Armada es que su integración se produzca entre abril y junio.

De no producirse cambios en la hoja de ruta, la Méndez Núñez, que recientemente tuvo que modificar su planificación por dos casos de covid-19 a bordo, tomará las riendas de la flota aliada a principios de marzo en el puerto mediterráneo de Constanza, como último de los relevos contemplados en el año de mando español. Una vez completado el traspaso, la llegada de la Cristóbal Colón a Ferrol se prevé para finales de marzo, tras cinco meses de despliegue.

Recursos humanos

La quinta y más moderna de las fragatas F-100 cuenta con una dotación compuesta por cerca de 240 hombres y mujeres, entre los que se encuentra un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de Infantería de Marina; el mencionado helicóptero SH-60B y el Estado Mayor del Comandante de la agrupación naval, Manuel Aguirre Aldereguía.

El comandante de la F-105 es el capitán de fragata Juan Bautista Payá Martínez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La F-105 eleva la vigilancia en el Mediterráneo oriental