Las dos ruedas reclaman su sitio

Los motoristas critican el déficit de aparcamientos específicos en las ciudades

Una motocicleta estacionada en una calle del centro de Ferrol
Una motocicleta estacionada en una calle del centro de Ferrol

FERROL / LA VOZ

Los motoristas reclaman su espacio en la ciudad. El asfalto es su territorio. Su menor envergadura y su agilidad convierten a las motos en el vehículo idóneo para los desplazamientos urbanos. Los problemas comienzan con la llegada al destino, al buscar un sitio donde dejarlas aparcadas. Ocupan menos sitio que los coches, pero también necesitan su plaza. Y las ciudades de la provincia, denuncian los motoristas, no están adaptadas para ello. Especialmente, las más pequeñas.

«No podemos aparcar entre coches porque al maniobrar es fácil que tiren la moto», explica Manuel Crespo, que desde Narón acude a diario a su puesto de trabajo en Ferrol. A él, cuenta, le pasó un par de veces, una de ellas con daños cuantiosos. Pero la alternativa tampoco le convence: «No nos gusta aparcar en línea porque está mal visto que una moto ocupe una plaza en la que podría caber un coche. Yo mismo -admite- cuando utilizo el coche echo pestes si creo ver una plaza libre y resulta estar ocupada por una moto».

La alternativa habitual es recurrir a zonas donde está prohibido estacionar, pero que, por su amplio espacio no suelen molestar: aceras anchas y zonas peatonales. Allí quedan al albur de lo que la Policía Local de cada urbe interprete en cada momento.

Pero, ¿son deficitarias las ciudades coruñesas en aparcamiento para motos? En general, sí. La mejor preparada es la capital de la provincia. Con más de 247.000 habitantes, en A Coruña pagan el rodaje 11.000 motocicletas y 3.000 ciclomotores. Y existen 65 zonas de estacionamiento específicas distribuidas por todo el término municipal: desde Atochas a Matogrande, pasando por San Andrés, Palexco, el Ensanche, Cuatro Caminos, Conchiñas, parque de San Pedro... Las dos últimas se crearon en la calle Mozart (O Birloque) y la travesía Rianxo (A Cubela), el pasado año. Y entre todas, hay una cubierta: la de la estación de autobuses. No hay un cómputo oficial en el Concello de cuántas plazas suman, pero todas están dispuestas en batería y cuentan con un ancho variable que oscila entre 1,25 y 1,50 metros.

Su oferta de estacionamiento está a años luz de lo que ofrece a 50 kilómetros Ferrol. Allí es inexistente. O casi. Las plazas se reducen a dos puntos: una zona, sin dividir, en la calle Nueva de Caranza, en la que pueden caber unas seis motos. Y siete plazas más que se pintaron en el nuevo estacionamiento disuasorio del CHUF, que el Concello abrirá el 1 de febrero. La ratio ferrolana sale a una plaza por cada una de las 200 motos que tiene censadas: 4.358, incluyendo ciclomotores.

Y Santiago se encuentra en medio. Con 5.179 vehículos de distinta cilindrada ofrece 121 plazas distribuidas en once aparcamientos, los más grandes Avenida Rodrigo de Padrón (con capacidad para 18), el Multiusos Fontes do Sar (15), Avenida Xoán Carlos I y Montero Ríos, ambas con espacio para 12. La ratio sale a una plaza por cada 43 motos censadas.

Prohibido sobre las aceras

Y pese a la diferente situación de cada ciudad, los motoristas consideran insuficiente la oferta en todas ellas. Por ello, apelan a una solución que consideran sencilla y que reclaman también algunos policías: una normativa municipal que regule y autorice -como ya la hay en otras ciudades de España, y también como única excepción en Galicia, en Vigo-, que las motocicletas puedan estacionar en aceras de anchura superior a tres metros si no hay aparcamientos específicos habilitados. «Anular plazas para coches, reservarlas para motos y que después estén vacías tampoco tiene sentido», defiende otro motorista defensor de esta opción. «Sería lo ideal. Las motos son positivas, porque eliminan coches de la circulación, y hay que favorecerlas», sostiene.

En Ferrol, que estrenó la pasada semana su multamóvil, ya comienzan a verse motos aparcadas en aceras mirando hacia la calzada para que las cámaras no capten la matrícula y evitar así posibles sanciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las dos ruedas reclaman su sitio