Indalecio Seijo: «Todo lo que sea contenedores, gas o negocio eólico está al alza»

El nuevo presidente del Puerto de Ferrol prevé una gestión basada en la sostenibilidad

Indalecio Seijo, en la dársena exterior de Caneliñas
Indalecio Seijo, en la dársena exterior de Caneliñas

Ferrol

Indalecio Seijo Jordán (Ferrol, 1963) asumió la presidencia de la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao hace poco más de un mes. Relevó en el cargo a José Manuel Vilariño tras siete años de mandato. Lesi, como le conocen sus allegados, desarrolló su carrera profesional como oficial de la Armada, ocupación que compaginó con la docencia universitaria, además de colaborar en el tejido asociativo de la ciudad. Optimista ante la adversidad, su período al frente del organismo portuario arranca con dos retos de calado: la crisis global del coronavirus y la industrial que afecta a la comarca.

-Un mes en el cargo. ¿Asentado ya?

-Sí. Me esperaba más cambio respecto a lo que hice durante mis 38 años anteriores de trayectoria profesional y, aunque no es lo mismo, se trabaja también con contratación pública, expedientes, administración… en fin, los objetivos son diferentes, pero no me he llevado gran sorpresa. Y tengo detrás una gente muy buena. Eso ayuda.

-No se ha encontrado sorpresas. ¿Su designación lo fue?

-La verdad es que no. Contaban conmigo, pero no se concretó hasta unos días antes. Llevaba dos años en Madrid y tenía claro que quería volver a Ferrol.

-Como militar de carrera y profesor universitario, cuando asumió la presidencia dijo que impulsaría las sinergias con la Armada y la UDC. ¿Algún ejemplo concreto de cómo cristalizarían esas colaboraciones?

-Con la universidad ya me he reunido y ya tenemos un plan de «puerto verde». Quiero que nos ayuden con sus estudios. Tienen más tiempo y más dedicación que nosotros en ese ámbito. Y con la Armada… es mi casa. La colaboración va a ser total en todo lo que sea por el bien de Ferrol.

-Las crisis de Alcoa y Gamesa; primero la de Endesa, ¿cómo encarará el Puerto los próximos ejercicios si pierde los tráficos de estas empresas?

-El carbón, difícilmente va a volver, por no decir que es imposible. Esos cuatro millones de toneladas tenemos que cambiarlos por otra cosa. En este sentido, mantenemos un contacto estrecho con Endesa, porque tienen en marcha el plan Futur-e. Están cerca de conseguir un nuevo tráfico para el puerto exterior. En cuanto a Gamesa, es una pena los más de doscientos empleos que se pierden; si bien nosotros no nos vamos a ver muy afectados en cuanto a tráficos por que no vengan palas de eólicos de As Somozas, porque suponían entre el 5 y el 10 % de las que recibimos, pero desde luego apoyamos que la industria siga. Sobre Alcoa, su impacto es importantísimo para nosotros, porque San Cibrao es un puerto tan relevante como el de Ferrol. Hoy tenemos 60.000 toneladas de bauxita, 6.000 de sosa cáustica, y eso para nosotros es crucial que siga funcionando.

-¿Se puede seguir apuntando a superar el millón de toneladas al mes?

-Es el objetivo. Apoyados en el tráfico de contenedores, el gas natural y que Alcoa siga trabajando. En un contexto de pandemia, la evolución de la economía será fundamental para recuperar ese volumen de mercancías. Yo divido los puertos en tres categorías: Champions, primera y segunda. En lo más alto están los que mueven más de 30 millones de toneladas, como Algeciras, Barcelona o Valencia; los de primera, que es donde estamos nosotros, entre ocho y 20 millones de toneladas, y después hay un montón de puertos que mueven por debajo de esa cifra. Nos tenemos que mantener en nuestra división fácilmente.

-¿Esa recuperación pasa por la diversificación? ¿El futuro está en el tráfico de contenedores?

-Sin duda. Es lo más limpio y lo más intermodal que hay. FM Logistic, que es la que pasa los contenedores a camiones, se está implantando en el puerto exterior; Yilport, que evidentemente aún quiere tener números mayores, también crece: quién diría hace diez años que íbamos a mover más de 12.000 TEUs en un ejercicio. Era un sueño. Este año ya los hemos movido. Con el tren aumentarán esos números y se lograrán beneficios, que es de lo que se trata.

-¿Qué Puerto hereda de Vilariño?

-Me han dejado todo muy bien. En el sentido económico, también con obras lanzadas, como el tren al puerto exterior, y la terminal de contenedores en marcha… Habrá que ver cómo les irá a empresas como Alcoa, Reganosa, Navantia, Forestal… nos interesa que les vaya bien para que el Puerto siga mejorando.

-¿Y qué Puerto quiere? ¿En qué centrará su gestión?

-Aún no se ha publicado el marco estratégico de Puertos del Estado. Será en este primer trimestre. Es lo que nos va a marcar lo que tendremos que hacer, pero me figuro que pivotará sobre cuatro conceptos: sostenibilidad, medio ambiente, calidad y digitalización. Hacia eso hay que avanzar. Todo lo que sea contenedores, gas o negocio eólico está al alza.

«El 2021 sigue siendo una incógnita a causa del covid-19»

 

La Autoridad Portuaria tiene la llave de una de las puertas de la ciudad al mar. Una vía para un sector turístico que pasa por horas bajas y sobre el que se dibuja un horizonte, cuando menos, incierto.

-¿Cuándo volverá a haber turismo de buques de pasaje?

-Seguiremos trabajando en el mercado de cruceros porque, aunque no es un gran beneficio para el Puerto, sí lo es para la ciudad. Nuestro director comercial está continuamente en contacto con los operadores. Pero nadie sabe cuándo se recuperará. El 2021 sigue siendo una incógnita por el covid-19. Se han desguazado barcos, se han desguazado portacontenedores, incluso cruceros… ¿Cuándo va a volver? Decirlo es difícil. Atravesamos la mayor incertidumbre. Hasta que no haya certezas, inmunidad en la población o se creen corredores seguros, va a ser complicado que ese tráfico vuelva a funcionar como lo hacía antes.

-Ferrol es un punto negro en el mapa para el turismo de la náutica deportiva por la falta de servicios. ¿Se trabajará para posicionar la ciudad en este sector?

-Le acabamos de dar al Club do Mar la concesión para hacer 50 nuevos amarres, con plazas libres para embarcaciones en tránsito. Las obras arrancarán en breve. También nos han propuesto mejoras en los pantalanes que tienen ya. Que eso tire después de la náutica deportiva... bueno, al menos hay que intentarlo.

-Otro atractivo: la fachada marítima. ¿Cuándo estarán concluidos los trabajos para su recuperación urbanística?

-El edificio de la antigua Comandancia Naval estará finalizado en el 2022. Aduanas tiene otros plazos. El edificio goza de las mayores protecciones urbanísticas. Lo primero es hacer unas obras para frenar el deterioro del inmueble.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Indalecio Seijo: «Todo lo que sea contenedores, gas o negocio eólico está al alza»