«Mi verdadero sueño es poder vivir en Ferrol y no tener que emigrar»

Con 24 años, Raúl Lomba comanda una exitosa marca de ropa y gafas de sol, estudia dos ingenierías y aún tiene tiempo para enrolarse en misiones filantrópicas

Raúl Lomba, retratado en San Xurxo, su playa favorita y donde vive su padre. Él vive con su madre en O Inferniño, aunque pronto le gustaría independizarse. Sus padres, asegura, son su ejemplo a seguir. «En mi casa siempre me enseñaron que las cosas se consiguen con trabajo y esfuerzo»
Raúl Lomba, retratado en San Xurxo, su playa favorita y donde vive su padre. Él vive con su madre en O Inferniño, aunque pronto le gustaría independizarse. Sus padres, asegura, son su ejemplo a seguir. «En mi casa siempre me enseñaron que las cosas se consiguen con trabajo y esfuerzo»

Ferrol

Su signo del zodíaco es tauro, y aunque asegura que no cree demasiado en la astrología, reconoce que a veces sí es un poco «cabezón». Lo dice como si fuera un defecto, pero tal vez esa «cabezonería» -¿no será más bien tesón?- ha sido lo que ha llevado a Raúl Lomba Maroño (Ferrol, 1996) a convertirse en un joven emprendedor con mucho éxito. En el 2018 creó la marca de gafas de sol Waves junto a su primo Sergio, y después de que este último decidiese abandonar el proyecto, Raúl decidió seguir en solitario al frente de la nave. No le ha ido nada mal. Tras emprender el camino con las gafas de sol, con el sello de Waves comenzó a comercializar también sudaderas, gorros, bolsas de tela y camisetas -las estampadas con los rostros de Rosalía y Castelao arrasaron la pasada Navidad-, y ahora cavila ya en nuevos productos para diversificar todavía más la oferta. «En breve queremos lanzar una nueva camiseta dedicada a Concepción Arenal, vamos a hacer también cortavientos, que son unos abrigos muy ligeros, y de cara al verano nos gustaría empezar a comercializar bañadores y pantalones», anuncia ilusionado.

El nombre de la marca está ligado a la enorme pasión que Raúl siente por el mar -waves significa olas en inglés- y su icono es un simpático pulpo con gafas de sol. «Me encanta la playa, tanto que con solo ver el mar encuentro mi equilibro. Un año estuve de Erasmus en Cracovia, y de vez en cuando tenía que pedirle a mi hermana que me hiciese una vídeo llamada desde San Xurxo para poder ver la playa», comenta Raúl, que no practica surf, aunque muchos piensan que sí por el éxito que tienen sus creaciones en la tribu de la tabla y el neopreno.

Pero volvamos a su marca. ¿Dónde y cómo se pueden adquirir sus artículos? Las prendas de Waves se venden en tiendas físicas de Ferrol (Men y Crest), Fene (El Baúl de Bego), Betanzos (Bicoca) y A Coruña (Arena Confecciones); sus gafas de sol también en las estaciones de servicio de Ortegal Oil de Fene y Río do Pozo; y además la marca ofrece un canal de venta on line. «A través de la web recibimos muchos pedidos de gente de la zona, pero también de Madrid, que es nuestra segunda casa después de Ferrolterra, y de la zona de Cádiz. Supongo que será porque allí hay muchos ferrolanos emigrados», explica este joven inquieto y soñador.

Raúl habla todo el rato en plural, así que le pregunto si en su aventura de Waves le acompaña alguien más. «Yo soy el que dirijo todo, el que me encargo de encajar todas las piezas del puzle, pero en los diseños cuento con la ayuda de Paula Cristino. Yo soy el cerebro y ella es la mano ejecutora. Y a mi lado cuento además con otras tres personas que me ayudan a sacar esto adelante: mi hermana Rut, y Ángel y Pablo, dos amigos de toda la vida», apunta con cariño hacia sus colaboradores.

Y es que hacer que todo funcione como una máquina perfectamente engrasada no siempre resulta fácil, sobre todo si se tiene en cuenta que Raúl compagina la dirección de Waves con sus estudios de Ingeniería Naval e Ingeniería Mecánica en la Politécnica de Esteiro, y que no quiere convertirse en un emprendedor solamente preocupado por la cuenta de beneficios. «Yo creo que el éxito de Waves es que no somos una marca de ropa más. Nos gusta aportar nuestro grano de arena a la sociedad y arrimar el hombro en todo lo que podemos», explica Raúl, quien a través de Waves se ha embarcado en varias misiones filantrópicas. Durante el confinamiento recaudó fondos para adquirir equipos de protección con destino a las residencias de mayores. También diseñaron un camiseta con fines benéficos para la Asociación Española contra el Cáncer. Y además Waves patrocina a varios deportistas locales.

Mirando al futuro, Raúl tiene claros sus objetivos. Cuenta que le gustaría que el proyecto de Waves siguiese creciendo, hasta el punto de crear puestos de trabajo directos, su máximo reto. No descarta montar algún otro negocio relacionado con la ingeniería o la tecnología. Pero, sobre todo, Raúl anhela poder seguir viendo el mar de su tierra natal a diario. «Mi verdadero sueño es poder vivir en Ferrol, no tener que emigrar. Para mí, este es el lugar perfecto para vivir».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

«Mi verdadero sueño es poder vivir en Ferrol y no tener que emigrar»