Mato prevé un esfuerzo «máximo» para coordinar la vigilancia de los límites de Ferrol

El Concello trabaja ya con la previsión de ampliar su plan de ayudas con una partida en los nuevos presupuestos


Ferrol

Las nuevas restricciones dejan a Ferrol en la misma situación de aislamiento en la que ya se encontraba: con un municipio en confinamiento perimetral en el que deberá seguir vigilando sus fronteras. Para ello, el gobierno local no se plantea por el momento incrementar el dispositivo policial que ya aplicaba, aunque el reciente refuerzo de la plantilla con la incorporación de los agentes que se encontraban en fase de formación en la Academia Galega de Seguridade de A Estrada permitirá destinar más recursos a garantizar el cumplimiento de las restricciones de movilidad. Y eso incluye tanto el control de sus fronteras con Narón y Fene como las patrullas por las calles para que se cumpla el toque de queda, que ahora se anticipa en una hora. El cuerpo municipal de seguridad está integrado actualmente por 95 integrantes.

El alcalde, Ángel Mato, corroboró que de ello se encargarán, como hasta ahora, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a través de la Delegación del Gobierno, y la Policía Local, dentro de su ámbito. La cooperación continuará: «Se hará un esfuerzo máximo de coordinación», aseguró.

Los efectivos de Ferrol prestaron en su día servicio fuera de sus fronteras, cuando el confinamiento perimetral era conjunto y se compartía con municipios vecinos como Narón, Fene y Neda, y ayudando a vigilar el contorno de esa almendra. Ahora, con los dos primeros de ellos también en cierre individual, falta saber cómo se materializará ese control y qué tipo de colaboración se establecerá.

Por otra parte, el Ayuntamiento ferrolano recuerda que continúa con las labores periódicas de limpieza y desinfección que ya venían realizándose en espacios públicos y en el entorno de lugares especialmente sensibles, como centros de salud o supermercados.

PAME 3

Las limitaciones anunciadas ayer por Feijoo suponen un varapalo especialmente para el sector hostelero local, que solo podrá operar con la mitad del aforo de sus terrazas exteriores. Hacia estos negocios, y también otro tipo de comercios, va dirigido el PAME Ferrol, acrónimo del Plan de Mellora para a Empregabilidade, un paquete de ayudas que está a punto de abrir su tercera convocatoria, que el Concello prevé anunciar en los próximos días. Un pleno extraordinario que se celebrará hoy someterá de nuevo a aprobación las bases, después de que ayer se celebrase una sesión urgente de la comisión de Economía e Facenda para introducir unas modificaciones propuestas in voce en el pleno del mes de diciembre. Se trata de la inclusión de los gimnasios como actividades que pueden ser objeto de la subvención, y también, a petición de la oposición, que se admitan justificantes de pago en lugar de factura para justificar la bonificación de los alquileres.

El PAME 3 contempla ayudas por un importe global de un millón de euros con cargo a los fondos del Ayuntamiento, y a ella se aguarda incorporar los 800.000 euros comprometidos por la Diputación. Pero ante las novedades en las restricciones, el gobierno local ya trabaja con la previsión de tener que ampliar estos fondos. «Tal y como dijo la concejala de Facenda en diciembre», recordó ayer Mato, «lo que se ha consignado del presupuesto del 2020 para el PAME 3 se podría incrementar con cargo al presupuesto del 2021 con una partida para ello, en caso de que fuese necesario».

En este contexto, y al margen de ello, el regidor hizo un llamamiento a que «seamos todos muy responsables, porque las consecuencias son primero en la salud y después en la economía».

PP: «Afán recaudatorio»

Por su parte, el grupo municipal del Partido Popular reprochaba ayer al gobierno local el retraso del plan de ayudas, anunciadas a finales de noviembre «sin haberlas consensuado antes y todavía sin publicar». Los populares creen que esta inyección económica en forma de subvención «tardará varios meses en llegar a sus destinatarios cuando más necesitan nuestra ayuda». Y acusa al gobierno de Mato de primar el «afán recaudatorio» sobre la resolución de las ayudas aprobadas a la hostelería.

El concejal popular Javier Díaz censuró en la comisión de Urbanismo de ayer el anuncio de la activación desde el próximo lunes del multacar, «a pesar de que se había aplazado su puesta en funcionamiento durante la pandemia». Además, echó mano de los datos de recaudación por multas para criticar que en los nueve primeros meses del 2020 se hayan ingresado 1,8 millones de euros por infracciones de la ordenanza de circulación, que atribuyó al radar de A Malata, y que en el segundo trimestre, «en plena pandemia y con menos circulación debido a la cuarentena, se haya incrementado un 300 %».

El BNG criticó por su parte la «desidia» del gobierno local por tener que «repetir» el pleno para aprobar las bases del PAME 3 por «erros na tramitación administrativa».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mato prevé un esfuerzo «máximo» para coordinar la vigilancia de los límites de Ferrol