Mato prevé un esfuerzo «máximo» para coordinar la vigilancia de los límites de Ferrol

FERROL CIUDAD

CESAR TOIMIL

El Concello trabaja ya con la previsión de ampliar su plan de ayudas con una partida en los nuevos presupuestos

14 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las nuevas restricciones dejan a Ferrol en la misma situación de aislamiento en la que ya se encontraba: con un municipio en confinamiento perimetral en el que deberá seguir vigilando sus fronteras. Para ello, el gobierno local no se plantea por el momento incrementar el dispositivo policial que ya aplicaba, aunque el reciente refuerzo de la plantilla con la incorporación de los agentes que se encontraban en fase de formación en la Academia Galega de Seguridade de A Estrada permitirá destinar más recursos a garantizar el cumplimiento de las restricciones de movilidad. Y eso incluye tanto el control de sus fronteras con Narón y Fene como las patrullas por las calles para que se cumpla el toque de queda, que ahora se anticipa en una hora. El cuerpo municipal de seguridad está integrado actualmente por 95 integrantes.

El alcalde, Ángel Mato, corroboró que de ello se encargarán, como hasta ahora, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a través de la Delegación del Gobierno, y la Policía Local, dentro de su ámbito. La cooperación continuará: «Se hará un esfuerzo máximo de coordinación», aseguró.

Los efectivos de Ferrol prestaron en su día servicio fuera de sus fronteras, cuando el confinamiento perimetral era conjunto y se compartía con municipios vecinos como Narón, Fene y Neda, y ayudando a vigilar el contorno de esa almendra. Ahora, con los dos primeros de ellos también en cierre individual, falta saber cómo se materializará ese control y qué tipo de colaboración se establecerá.