Unos 135.000 habitantes de la zona se quedan aislados en sus concellos

Ferrol, Narón, Fene, Cabanas, Pontedeume y Ortigueira tienen las máximas restricciones


Ferrol

Los concellos de Ferrol, Narón, Fene, Cabanas, Pontedeume y Ortigueira pasan a tener cierres perimetrales individuales a partir de las doce de la noche de hoy, jueves, según las nuevas restricciones anunciadas ayer por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para frenar la escalada del coronavirus y la saturación hospitalaria. En estos seis municipios, que son los que tienen la tasa máxima de incidencia del covid-19 en la zona, la hostelería se limita a la actividad en las terrazas, con una ocupación del 30 % y horario de cierre a los 18 horas, y en los centros comerciales se reduce la presencia de público al 30 % del aforo.

Por su parte, los restantes municipios de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal suben en conjunto al nivel medio alto de restricciones, por lo que se permite la actividad de hostelería y restauración en el interior de los locales con una ocupación del 30 % y en las terrazas del 50 % y cierre también a las 18 horas. En ambos niveles se permite la entrega a domicilio fuera de ese límite horario.

La Xunta de Galicia, siguiendo las recomendaciones del comité de expertos de la pandemia, ha establecido también otra serie de medidas generales para el conjunto de concellos de la comunidad autónoma. Así, el toque de queda se adelanta a las 22 horas, las reuniones entre no convivientes, tanto en espacios públicos como privados, se limitan a cuatro personas, con el horario de cese de la hostelería fijado en las seis de la tarde también como referente para las visitas a domicilios, salvo para cuestiones esenciales, como son la sanidad, la educación y el trabajo.

Por su parte, las visitas a los hospitales se limitan a una persona por paciente -en el Marcide ya se habían prohibido a raíz de los últimos brotes permitiendo solo un acompañante cuando sea estrictamente necesario por la dependencia del paciente o por tratarse de un menor -, el comercio podrá abrir hasta las 21.30 horas como máximo, con un aforo del 50 %.

La actividad en los centros recreativos, de ocio y turísticos se reduce al 50 % y un máximo de cuatro personas no convivientes, igual que en el deporte no federado. En los cines, teatros y auditorios se permite un máximo de 250 personas sentadas en interiores y de 500 en espacios abiertos, siempre que se respeten las medidas de distanciamiento social.

El presidente de la Xunta anunció, asimismo, que se reforzará la vigilancia en los centros comerciales, en los que las zonas comunes quedan limitadas exclusivamente para el tránsito de personas y no se permitirán encuentros en las mismas.

Limitar al máximo la movilidad

¿Qué cambios representan estas nuevas restricciones respecto a la situación anterior? Entre otras cuestiones, que los empadronados en Ferrol, Narón, Fene, Cabanas, Pontedeume y Ortigueira no podrán salir de sus respectivos términos municipales sin causa justificada, cuando hasta ahora solo estaban en esa situación los ferrolanos y los naroneses. Los afectados suman, en total, unos 135.000 habitantes.

En los restantes concellos sí pueden moverse entre ellos, si bien aunque el toque de queda se ha fijado en las diez de la noche, las visitas a otros domicilios quedan prohibidas en el conjunto de los 20 municipios de las tres comarcas a partir de las seis de la tarde, hora de cierre de la hostelería.

Las causas justificadas que permiten saltarse estas normas con carácter excepcional siguen siendo las consultas médicas o asistencia a un servicio de urgencias y las relacionadas con la educación y el trabajo, así como el cuidado de personas mayores o niños.

¿Por qué se llega a la situación de implantar medidas más drásticas?

El avance de esta tercera ola de la pandemia en el conjunto de Galicia ha propiciado que la Xunta y el comité de expertos decidiesen tratar de poner coto a una tasa de la incidencia del covid que sigue aumentando de forma preocupante tras las fiestas navideñas. Y es que la incidencia de nuevos positivos se está incrementando a un ritmo acelerado en todos los concellos de las tres comarcas del área sanitaria ferrolana. En función de los datos facilitados ayer por el Sergas, se puede concretar que, desde el pasado 24 de diciembre, Ferrol subió de 90 a 219 nuevos positivos acumulados en 14 días; Narón, de 52 a 113; Fene, de 20 a 72; Cabanas, de entre 1 y 9 a 28; Pontedeume, de 23 a 35; y Ortigueira, de entre 1 y 9 a 39.

En el caso de los municipios incluidos ahora en el nivel medio alto, la tendencia al alza de contagios acumulados en dos semanas también resulta preocupante. Es el caso de Cedeira, que en un día pasó de 17 a 22; Cariño, de 13 a 14; Mugardos, de 10 a 11; y Valdoviño, de entre 1 y 9 a 10.

Los restantes concellos, en los que también se fija las restricciones del nivel medio alto, los casos acumulados se encuentran en la horquilla de entre 1 y 9, pero con una incidencia que resulta muy elevada, teniendo en cuenta que se trata de municipios de menos de 10.000 habitantes.

La evolución de los infectados por coronavirus en el concello de As Pontes es muy significativa, porque rompió la tendencia de la mayoría de los municipios a raíz de dos cribados masivos de PCR, uno a nivel general y otro en los centros de enseñanza. Y pasó de 110 positivos el 23 de diciembre a 38 en Fin de Año y ahora está entre 1 y 9, con una incidencia de entre 50 y 150.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Unos 135.000 habitantes de la zona se quedan aislados en sus concellos