El precio de la vivienda mantiene su vigor en la provincia a pesar de la crisis

El metro cuadrado repunta en A Coruña, Santiago y Ferrol respecto al 2019


santiago / la voz

Si algo se mantuvo el pasado año a pesar de la pandemia fue la subida del precio de la vivienda. Así lo indican los datos del Ministerio de Transporte en relación al metro cuadrado de vivienda libre en la provincia de A Coruña. Según los datos más actualizados, que corresponden al tercer trimestre del 2020, el precio medio por metro se situó en A Coruña en los 1.726 euros, en Santiago en 1.689 y en Ferrol en 760. En los tres casos aumenta respecto al mismo período del 2019, cuando la ciudad coruñesa cerró en 1.688, la compostelana en 1.577 y la ferrolana en 697 euros.

En los otros dos trimestres del 2020 los precios se mantuvieron en torno a las cifras del tercero: A Coruña arrancó con 1.678 euros el metro cuadrado en el primer trimestre y pasó a 1.737 en el segundo -aunque hay que tener en cuenta que la disminución de transacciones durante esos meses del confinamiento influye en el precio medio-, mientras que Santiago estuvo en 1.651 y 1.706, respectivamente, y Ferrol en 721 y 744 euros. A la vista de estos datos, ni siquiera la pandemia ha sido capaz de romper una tendencia al alza en los últimos años.

En los concellos cercanos a las tres ciudades más grandes de la provincia la situación es desigual: sube, baja o se mantiene dependiendo del caso. En Arteixo desciende ligeramente de los 969 euros del tercer trimestre del 2019 a los 952 del 2020, mientras que en Culleredo ha subido de 1.194 a 1.283. En el área compostelana, Ames comenzó el pasado año en los 1.043 y al tercer trimestre cerró en los 1.057 euros. En Ribeira, uno de los municipios preferidos por los santiagueses para veranear, los precios pasaron de un año a otro de 952 a 905 euros, mientras que en Narón han aumentado: a principios del 2019 el metro costaba 743, en el tercer trimestre 737, ya en 2020 arrancaba en los 808 y en los meses del tercero se mantenía en esas cifras, registrando 809 euros.

Todavía lejos del 2008

A pesar de una tendencia general al alza durante los últimos años, los precios actuales todavía quedan lejos de los anteriores a la crisis del ladrillo. Hace doce años, en el tercer trimestre del 2008, el metro cuadrado se vendía en A Coruña, de media, a 2.378 euros (652 más que ahora), en Santiago a 1.903 (214 más) y en Ferrol a 1.188 (428 más). Desde aquel momento hasta hoy, el valor bajó de forma continuada, aunque con inflexiones, a lo largo de los años: en el 2012 la ciudad herculina osciló entre los 1.600 y los 2.000, la compostelana empezó en los 1.900 y acabó en torno a 1.700 y la ferrolana se mantuvo en los 900. Dos años después, ya en el tercer trimestre del 2014, bajarían todavía más hasta los 1.465 de A Coruña, los 1.520 de Santiago y los 745 de Ferrol, aunque a partir de esa fecha, con subidas y bajadas, volverían a crecer a ritmos distintos.

Las inmobiliarias cierran el 2020 con un aumento de las ventas y demandas de jardín o balcón

 

 

El barómetro del último trimestre del 2020 realizado por la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin) entre sus asociados muestra un aumento de las ventas de viviendas respecto al mismo período del año anterior. Además, en líneas generales, tan solo un 30 % considera que la situación del mercado es peor o mucho peor que la del tercer trimestre y solo el 12 % cree que a lo largo de este 2021 la situación irá a peor. Más concretamente, el volumen de demanda de compras se ha mantenido, con una ligera tendencia al aumento respecto al tercer trimestre del 2020 y una clara subida respecto al 2019. A pesar de esta subida, el informe de la asociación prevé un descenso de precios para este año. En el último trimestre del 2020 han detectado que la mayoría de ventas se cerraron con contraofertas de alrededor de un 10 % sobre el precio inicial -un 6 % las cifró entre el 10 y el 20 %-, por lo que anticipan un ajuste semejante del mercado para este primer semestre del 2021.

Más exteriores

El tipo de inmueble que más se vende es el de tres habitaciones con un valor medio de entre 100.000 y 150.000 euros, que tarda entre dos y tres meses en venderse desde su anuncio. Por otro lado, la búsqueda de espacios exteriores a la hora de comprar una vivienda -motivada por el confinamiento y el miedo a nuevas restricciones a causa del covid- se mantiene e incluso aumenta. El barómetro de la Asociación Galega de Inmobiliarias indica que, mientras que antes era algo anecdótico, ahora los jardines, balcones y patios se han convertido en un factor fundamental para que los compradores se decidan por un inmueble u otro. Según sus asociados, hay un aumento del 63 % de estas búsquedas respecto al año anterior.

El alquiler se mantiene

En cuanto a los alquileres, estos se mantienen en el cuarto trimestre respecto al tercero, aunque con una ligera tendencia a la baja. No obstante, crecen en relación al mismo período del 2019. El número de inmuebles ofertados también se mantiene, aunque con una particularidad: en Santiago aumentan significativamente -junto a otro concello como es Sanxenxo-, lo que algunos actores del sector explican debido al descenso del turismo a causa de la pandemia y la reconversión de pisos turísticos en alquileres residenciales.

Carlos Debasa: «En este momento, el comprador tiene la sartén por el mango y puede negociar lo que paga por su piso»

El presidente de la asociación galega de Inmobiliarias prevé una caída de los precios

El aumento del precio del metro cuadrado en vivienda libre y la fuerza de negociación de los compradores son dos factores que no están reñidos entre sí. Así lo explica Carlos Debasa, el presidente de la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin), que apunta a que los precios bajarán a lo largo de este año que arranca.

 

-¿En qué situación está el mercado inmobiliario?

-Estamos detectando que los precios de venta están bajando. Del que inicialmente se oferta al que finalmente se cierra acaba habiendo un descenso. El mercado va a ciclos y dependiendo de la situación hay momentos en los que tiene más fuerza la posición de los compradores y en otros la de los vendedores. Depende del flujo de ofertas y demandas, de las unidades disponibles, de gente que quiera comprar o de la gente que puede hacerlo.

Seguir leyendo

1.726 €

A Coruña

La ciudad herculina sigue siendo la más cara de la provincia.

1.689 €

Santiago

De las tres es la que más sube, respecto a los 1.577 del 2019.

760 €

Ferrol

Aumenta 63 euros sobre los 697 del año anterior.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El precio de la vivienda mantiene su vigor en la provincia a pesar de la crisis