Un segundo premio que consuela

FERROL CIUDAD

cesar toimil

Ferrol figuró pocas veces entre las ciudades agraciadas en los sorteos de Navidad. El gordo solo cayó en 1915 y la lotería del Niño dejó 34 millones de euros en el 2007

23 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque la esperanza se renueva cada año, de ahí que se siga vendiendo lotería de Navidad, los ferrolanos ya parecen acostumbrados a que la suerte pase de largo por la ciudad, de ahí las felicitaciones y los gestos de satisfacción -solo gestos, porque las caras están cubiertas con las mascarillas- que ayer le trasladaron al lotero Carlos Fernández, que a través de su despacho repartió 1.250.000 euros en premios. Y es que ese segundo premio del sorteo extraordinario de este año supo a consolación, incluso para los ajenos a los compradores de los diez boletos agraciados, correspondientes al número 06095.

La lotería de Navidad, en la que tantas personas ponen sus esperanzas, siempre se ha mostrado esquiva con Ferrol, por eso alegra tanto escuchar el nombre de la ciudad entre la relación de poblaciones agraciadas, algunas de mucha menor entidad poblacional y que se repiten año tras año.

El gordo solo cayó en Ferrol una vez y fue hace más de cien años. Concretamente fue en el sorteo celebrado el 22 de diciembre de 1915, con el número 48.685, vendido en la administración de lotería número 1 de la ciudad, que sigue funcionando en la calle Coruña. Los compradores fueron los tripulantes del emblemático acorazado Alfonso XIII, que se repartieron seis millones de las antiguas pesetas, toda una fortuna en aquella época. Era la segunda vez que el premio gordo caía en Galicia; la primera había sido en 1093, en la ciudad de A Coruña.