El campus de Ferrol recibe a menos alumnos foráneos, pero suben los que envía al extranjero

El interés de los estudiantes locales por viajar y vivir la «experiencia Erasmus» aumenta pese a la pandemia del coronavirus

Julius, alemán de 25 años, es uno de los 21 alumnos extranjeros que acoge el campus este curso
Julius, alemán de 25 años, es uno de los 21 alumnos extranjeros que acoge el campus este curso

ferrol / la voz

La pandemia del coronavirus ha reducido drásticamente la llegada de alumnos extranjeros al campus de Ferrol este curso, pero no ha logrado frenar las ansias de los universitarios de la urbe naval por viajar a otros países de Europa - y hasta incluso al lejano Japón-, a través del programa Erasmus y otros convenios de movilidad.

Eso es lo que reflejan las cifras aportadas por la Universidade da Coruña (UDC) sobre movilidad internacional. Si el curso pasado el campus local recibió a un total de 58 estudiantes extranjeros, en el presente año académico la cifra ha bajado a 21, lo que supone una reducción del 63%.

Teniendo en cuenta las dificultades derivadas de la pandemia, esta caída en la llegada de alumnos foráneos al campus de Ferrol era algo que ya muchos se esperaban. Pero lo que llama la atención es que el miedo al virus y la incertidumbre por la evolución de la pandemia no han conseguido recortar también la cifra de los estudiantes que se van. Es más, este curso han aumentado considerablemente: si en el 2019-2020 el campus local envió al extranjero a 42 alumnos, este año académico está previsto que se marchen un total 53 (de ellos, 35 comenzaron su movilidad en el primer semestre y 18 lo harán en el segundo).

Ana Pérez, responsable de la Oficina de Relaciones Internacionales del campus de Ferrol, atribuye este incremento a dos factores. Por un lado, a la incorporación de los estudiantes de Gestión Industrial da Moda a los programas de movilidad, porque, aunque la titulación se puso en marcha en el curso 2018-2019, es ahora cuando empieza a enviar a sus primeros alumnos al extranjero. Y sobre todo, al aumento del interés de los estudiantes de Ferrol por cruzar fronteras y vivir la «experiencia Erasmus». «Este año hubo 107 peticiones, y aunque al final se cancelaron la mitad por complicaciones derivadas de la pandemia y otros motivos, la cifra de los que se marcha sigue siendo superior a la del curso pasado», advierte.

En es este sentido, Pérez señala que «hay estudiantes que planifican su estancia Erasmus con mucha antelación, incluso al comenzar la carrera, y no están dispuestos a que la pandemia arruine sus sueños». Entre los nuevos destinos de este curso destaca Japón, y más concretamente, la ciudad de Yokohama, adonde viajarán dos alumnas de la Politécnica Superior.

«En Navidad me quedaré aquí porque viajar a Alemania es muy complicado»

b. antón

Julius, un erasmus alemán en el máster de Eficiencia Energética de Serantes, no volverá a su país en estas festividades

Entre los estudiantes extranjeros que este curso acoge el campus de Ferrol se encuentra Julius, un alemán de 25 años procedente de la Universidad de Brunswick. Llegó en furgoneta el pasado mes de septiembre para pasar un semestre en la Politécnica de Serantes y no tiene previsto regresar a su país hasta finales de marzo. «Estaba indeciso sobre qué hacer en Navidad, pero al final he decidido quedarme porque viajar a Alemania es muy complicado, y más todavía en esta situación. Quiero evitar los vuelos dentro de Europa y el viaje por transporte terrestre hasta mi pueblo sería demasiado largo», cuenta Julius en referencia a su tierra natal, Rothhausen, una pequeña población al norte de Baviera.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

El campus de Ferrol recibe a menos alumnos foráneos, pero suben los que envía al extranjero