Falleció Emilio Rodríguez Espiñeira, socio fundador de Agavida

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FERROL CIUDAD

ÁNGEL MANSO

Antiguo trabajador de Bazán, ocupó la vicepresidencia durante prácticamente toda la trayectoria de la entidad

15 dic 2020 . Actualizado a las 21:08 h.

La familia de la Asociación Galega de Vítimas do Amianto (Agavida) está de luto. Uno de sus socios fundadores, Emilio Rodríguez Espiñeira, ha fallecido este martes, 15 de diciembre, a los 80 años de edad. Este antiguo trabajador de la entonces Bazán unió sus esfuerzos a otros compañeros en la puesta en marcha de una entidad que hoy aglutina a más de 700 socios. «Espiñeira, como lle coñeciamos os compañeiros e compañeiras desta nosa xeración que buscaba os apelidos antes que o nome, estivo connosco dende a fundación de Agavida no 2004», subrayan desde la asociación. 
Emilio Rodríguez Espiñeira había trabajado en monturas a flote, y había estado expuesto a los efectos del amianto, como otros miles de empleados de los astilleros públicos de la ría. «Eso non o parou. Foi un dos fundadores de esta gran familia que é Agavida e sempre buscou tempo para axudar na asociación e defender os nosos dereitos como traballadores do asteleiro. Vaise un gran amigo, unha gran persona», lamentan desde Agavida.

Vecino del popular barrio de Caranza, ocupó la vicepresidencia de la entidad prácticamente durante todos los años de funcionamiento, y solo en esta última etapa, aquejado de una grave enfermedad, ya no ostentó esa responsabilidad, pero siguió entregado al trabajo con el colectivo, a cuya directiva pertenecía.

Sus restos mortales se encuentran en el tanatorio Albia, desde donde saldrán el miércoles, día 16, hacia el cementerio de San Julián de Mugardos, en donde recibirán sepultura.