Los comités afirman que Navantia quiere convertir el astillero de Fene en un almacén logístico

Los sindicatos impidieron esta mañana que directivos y jefes de área accedieran a las factorías


Ferrol

Nueva movilización en los astilleros de la ría ferrolana, en donde continúan las protestas contra las últimas decisiones de la cúpula de Navantia. Esta mañana, los sindicatos con presencia en los comités de empresa de las antiguas Astano y Bazán impidieron el acceso a sus puestos a los jefes de sección, de área y directivos de la compañía, y han anunciado que en las próximas semanas seguirán produciéndose las protestas. Los portavoces de los trabajadores reclaman a los responsables de la Dirección Industrial, Gonzalo Mateo, y de Transformación Digital, Donato Martínez, que expliquen los planes de futuro para las unidades de negocio de la ría, algo que han solicitado reiteradamente y no han encontrado respuesta por ahora. Mientras, conocen por la dirección local que una de las piezas fundamentales de transformación de la factoría ferrolana, el dique cubierto, ha sido descartado por el momento, además de un proyecto para la planta de Perlío que rechazan con contundencia.

«Es de suma gravedad. Hay encima de la mesa un contrato de unos monopiles, que no vienen a ser más que unos tubos, que obliga a dedicar el astillero durante cinco años a almacenar este tipo de construcción. Consideramos en el comité de empresa que el astillero queda hipotecado totalmente para cualquier otra construcción que se pueda conseguir en este período», denunció Adela López, presidenta del comité de Navantia Fene. Se trata de una posibilidad ligada a un pedido de Windar Renovables, socio de Navantia en Ute para la fabricación de componentes para la eólica marina.

«Cinco años es mucho tiempo para no poder construir nada más. Nuestro astillero está en el plan industrial en diversificación. La falta de personal es acuciante y necesitamos plantilla. Fene tiene que ser la empresa referencia para diversificación y no se puede pasar por otra cosa. No podemos dedicarnos a almacenar y a alquilar instalaciones, como está sucediendo», añadió López. 

Fuentes oficiales de Navantia han matizado que no se trata de una obra de almacenaje de componentes, sino de la posibilidad de que la Ute fabrique monopiles -cilindros de acero que sustentarían los aerogeneradores al lecho marino- en la planta de Perlío. Además, descartaron que esa obra, de conseguirse, invalidase la ejecución de otros futuros proyectos industriales de eólica marina.

Recortes en varias áreas

Miguel Pol, portavoz de la sección sindical de CC.OO. en el comité de Navantia Ferrol, aseguró que Navantia está aplicando un recorte general en todas las áreas, dejando la plantilla de la fábrica de Turbinas en un centenar de personas, cuando hace unos años se triplicaba esa cifra, y descartando inversiones en la división de Reparaciones para poder acceder a nuevos mercados. También se adelgaza el proyecto de transformación del astillero ferrolano. «No sé si nos jubilaremos aquí, pero este pueblo se está muriendo. Recuerdo que Fene hizo uno de los mejores talleres de subbloques que había, con una muy buena inversión y hoy en día no construye barcos. Y esto es lo que se nos está proponiendo a nosotros: hacer un taller que de cara a la galería puede quedar muy bien, pero que no mejora los métodos de producción, mientras competimos con astilleros que tienen un dique cubierto», aseguró. Por otro lado, advirtió de la intención de Navantia de dedicar todos los astilleros al sector militar, cuando no habría trabajo para todos ellos si no se logran contratos a nivel internacional. 

«La presidenta lleva más de dos meses al cargo y no tenemos ni idea de lo que piensa de estas instalaciones y de su futuro. Se la contrató para tirar para adelante de un plan industrial y para desarrollar un convenio y no sabemos nada de ella», afirmó Pol.

Terminada en Francia la primera de las piezas de las «jackets» que se fabricarán en el puerto de Brest

Beatriz Couce

Navantia y Windar Renovables tienen dos ejes logísticos en el contrato de fabricación de 62 jackets para el parque eólico de Saint Brieuc, en la Bretaña francesa: el denominado polder de Brest, en el puerto de esa localidad gala, en donde se fabricarán componentes para una treintena de ellas- y la antigua Astano, en donde se fabricará el resto y se ensamblarán todas. 

En Brest acaba de salvarse un hito importante para la obra, ya que ha finalizado la construcción de la primera parte de la cimentación, que será enviada ahora a la factoría fenesa para, cuando sea preciso, sea unida al resto.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los comités afirman que Navantia quiere convertir el astillero de Fene en un almacén logístico