La F-105 completa el primer ejercicio del despliegue como buque insignia

Manuel Arroyo Alves
M. Arroyo FERROL

FERROL CIUDAD

ARMADA DE GRECIA

Desarrollo unas maniobras de guerra antiaérea con la Armada de Grecia

24 nov 2020 . Actualizado a las 09:19 h.

Mientras la fragata Álvaro de Bazán (F-101) amarraba el domingo en el Arsenal Militar de Ferrol, la F-105, su sucesora como buque insignia en la flota de la OTAN en el Mediterráneo, completaba su primer ejercicio al frente de la fuerza naval aliada.

El grupo marítimo número dos de la organización atlántica (SNMG2) se ejercitó durante 48 horas con la Armada de Grecia, en el marco de las maniobras Niriis 2020, un adiestramiento de guerra antiaérea contra cazas F-16. Fueron cuatro los aviones de este tipo los aportados por las Fuerzas Armadas helenas, así como dos fragatas, dos lanchas patrulleras rápidas y un submarino. «Los activos proporcionados por la Armada y la Fuerza Aérea de Grecia fueron sobresalientes y apoyaron plenamente una serie de exigentes ejercicios con nuestros aliados, fortaleciendo nuestra interoperabilidad en escenarios complejos de múltiples amenazas y reforzando nuestra camaradería con la OTAN», dijo el capitán de navío de la Armada Española Manuel Aguirre Aldereguia. comandante de la SNMG-2, a bordo de la Cristóbal Colón, como unidad de mando.

Antes de iniciar el citado ejercicio, la flota se reunió en la base naval de Souda (Grecia), donde se realizó el traspaso de las funciones del buque insignia entre las fragatas encuadradas en la 31.ª Escuadrilla de Superficie, con base en Ferrol.