La belleza de Ferrol, a través de la cámara de un videógrafo japonés

Masaya Babazono, babachi en Instagram, busca «emocionar» y «tocar el corazón de la gente» en sus vídeos de la urbe naval

Masaya Babazono, ayer en Acevedo, donde grabó varias tomas para uno de sus nuevos clips sobre Ferrol
Masaya Babazono, ayer en Acevedo, donde grabó varias tomas para uno de sus nuevos clips sobre Ferrol

FERROL / LA VOZ

Sucede a veces que la belleza más próxima pasa desapercibida ante nuestros ojos y tiene que venir alguien de fuera para librarnos de la miopía y hacernos sacar pecho. Es lo que sucede con los vídeos de Ferrol que llevan la firma de _babachi_ en Instagram. El castillo de San Felipe, los pescados del Mercado de A Magdalena, la puerta del dique, el despertar de la ciudad a bordo de un autobús urbano, un pavo real del Reina Sofía, el Don't let me down de The Chainsmokers como melodía de fondo... ¡Y zas! Ahí tenemos un chute de orgullo ferrolano en forma de una píldora audiovisual de apenas un minuto de duración.

Pero, ¿quién se esconde detrás de este perfil de la red social? Su nombre es Masaya Babazono, tiene 23 años, es japonés, y hace casi tres meses desembarcó en este rincón de Galicia de la mano del jugador de O Parrulo Kaoru Morioka. Su cometido en Ferrol durante este tiempo ha consistido en la grabación de varios vídeos para mostrar el día a día del jugador nipón del equipo de fútbol-sala local -algunos de los cuales ya se pueden ver en el canal que Morioka tiene en Youtube-, pero a Masaya también le ha dado tiempo de visitar la zona, enamorarse de ella y plasmar su belleza en videoclips con los que, según cuenta, pretende «emocionar» y «tocar el corazón de la gente».

En su cuenta de Instagram ya ha colgado dos de esos vídeos, y estos días rueda escenas para otros nuevos en diferentes rincones de Ferrol: desde la tienda de muebles Acevedo -donde ayer contó para su sesión con la colaboración de la modelo y peluquera Laura Serantes- hasta la floristería La tienda de Emma, pasando por el comercio de moda femenina Berta, el Cantón, la plaza de Galicia o la calle Rubalcava.

Masaya no habla palabra de español ni tampoco domina el inglés. Pero gracias a dos japoneses con residencia en Ferrol, Miki y Akihiro -que hacen de traductores-, conseguimos saber cómo está resultando su estancia en la urbe naval. El joven japonés cuenta que se siente «enamorado» de la ciudad y explica que lo que le cautivó fue un compendio de muchas cosas: la arquitectura, el urbanismo, los paisajes, el castillo de San Felipe, los pescados y mariscos de la plaza... Y sobre todo, el carácter de los ferrolanos. «En Japón me resulta difícil encontrar a gente que quieran participar en mis vídeos, pero aquí todo el mundo ha sido muy amable y me ha querido ayudar», apunta Masaya, que antes de convertirse en videocreador trabajó varios años como cocinero.

También cuenta que su principal objetivo como profesional de la cámara es la búsqueda de un estilo único y personal. Y anuncia que los vídeos realizados en la ciudad naval servirán para dar forma a su portfolio profesional y a un álbum bautizado como Mi año. «Amo Ferrol», dice a modo de despedida Masayo, que el próximo 1 de diciembre emprenderá el viaje de vuelta a Tokio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La belleza de Ferrol, a través de la cámara de un videógrafo japonés