«Pedimos traballo, non limosnas»

El cierre de las ciudades y las áreas metropolitanas deja sin clientela a los restaurantes de los municipios donde sí se permite abrir a la hostelería

En la tapería Plaza, en Mugardos, emplatan la comida para llevar a casa igual que en el comedor del local
En la tapería Plaza, en Mugardos, emplatan la comida para llevar a casa igual que en el comedor del local

FERROL / LA VOZ

El sábado, en Casa Pena, en Moeche, sirvieron dos mesas. «Y hoy lo mismo. Nuestra clientela de fin de semana es urbana, fundamentalmente. Al final es peor que te permitan abrir, porque tienes que mantener el género y dar un servicio, y no te puedes acoger a las ayudas, salvo por bajada de facturación, y eso requiere un tiempo», lamentaba ayer Francisco Moar, que regenta el negocio con su mujer, Laura Canosa. «Por semana vas picando, con el movimiento de empresas que se mantiene más o menos, pero lo que te equilibraba un poco el balance era el fin de semana, y eso, ahora, ha desaparecido».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Pedimos traballo, non limosnas»