Longa Vida: «Todo lo que no te pones es reutilizable»

Helga Filgueiras y Antía Orjales crean ropa nueva con prendas de segunda mano para luchar contra el «fast fashion»


Ferrol

Ese pantalón que todo el mundo tiene en su casa con alguna mancha que no sale, una camisa que te ha dejado de gustar o un vestido que ya no sirve. Todas las prendas pueden tener una segunda vida. Y es el lema del proyecto Longa Vida, una «filosofía» convertida en una marca de moda puesta en marcha por las ferrolanas Helga Filgueiras y Antía Orjales para luchar contra el fast fashion. «Durante la cuarentena empezamos a coser más. Ya lo hacíamos para nosotras y el proyecto de vender nuevas piezas surgió a raíz de un mercadillo que hubo en la plaza Vella. La familia de Antía y amigos nos trajeron ropa y cosas que tenían por casa. Íbamos a plantear otros mercadillos, pero con todo lo del covid nos quedaron un montón de cosas en casa», recuerda Helga. Al estallar la pandemia sanitaria y no saber qué podrían hacer con esas prendas se animaron a lanzarse a crear nuevas piezas con ellas. «Decidimos probar a hacer bolsas. Pasado el tiempo pensamos en publicarlo por si le gustaba a más gente y lo que no esperábamos es que hubiera tan buena respuesta», explica.

Así nació la marca de ropa reciclada que no para de ganar adeptos. «Empezamos con gente de Ferrol y en seguida ya tuvimos pedidos de Asturias, Madrid, País Vasco, ahora de Canarias...», agradecen las impulsoras. Helga se adentró en este mundo hace dos años cuando acudió a clases de costura. «Trabajé en comercio y después en hostelería y Antía es educadora social. Desde siempre hice mis cositas, de esto que te enseña tu madre a calcetar. Pero la hermana de una amiga de Antía es costurera, compré una máquina y empecé a ir a clases. Con el curro lo tuve que dejar pero seguía haciendo cosas con telas que tenía por casa», explica Helga.

Cuentan con la ayuda de amigos y familiares para conseguir material. «Rescatamos prendas nuestras y amigos y familiares también nos dan cosas. Todo lo que no te pones, que crees que es residuo, es reutilizable, nos puede servir. Puedes tener un vaquero que no lo das porque está roto o sucio, pero a mí la otra pierna del vaquero me vale. También rescatamos de mercadillos y tiendas de segunda mano. Algún tejido que nos gusta, aunque la prenda en sí no te la pondrías», detalla.

Empezaron por confeccionar complementos como bolsas y mochilas. «Vamos probando y haciendo lo que se nos va ocurriendo o necesitamos. Hace poco me tuve que hacer un estuche para mí y ya hice varios», explica. También fabrican piezas de ropa únicas. «Por ejemplo, tienes una camisa vaquera con una mancha que no le sale en un lateral, pues con otro retal de tela le haces un parche y tienes una camisa nueva. Así hemos hecho camisas, cazadoras, chalecos y alguna cosita de peques», señala.

Por el momento muestran sus creaciones a través de sus redes sociales en Instagram y Facebook. «El interés nos ha pillado de sorpresa. Empezamos a hacerlo como afición y ahora tiene tanta aceptación que estamos pensando en reestructurar todo de cara a Navidad. Yo estoy sin trabajo desde que terminó el verano y ahora me dedico a esto de lleno. Creemos que puede llegar a ser nuestra fuente de ingresos», augura Helga.

Conciencia medioambiental

Detrás de este proyecto hay una conciencia medioambiental de apuesta contra el fast fashion. «Cuando empezamos con Longa Vida pensábamos más en una filosofía. No te puedes volver loca ante el consumismo brutal que nos lleva el mundo. Si necesitas una prenda de ropa a veces no puedes pagarla y recurres a un tipo de moda rápida que sabes que abarata costes de otra manera. Y queríamos mostrar otras vías, el no consumir por consumir si no fijarte en qué quieres, qué te gusta, de dónde viene... Queremos fomentar una manera de comprar más consciente. Y que la gente no se martirice por tener cosas en casa que no usa, que sepa que la ropa se puede reutilizar», defienden.

Señalan que a Galicia está llegando esta idea de moda que en otros sitios de España está más asentada y en el resto del mundo «lleva instaurado mucho tiempo». «Una vez que abres los ojos no eres capaz de volver a cerrarlos. El reciclaje, segunda mano, conciencia ecológica, economía circular, la reutilización.... son ideas que han llegado para quedarse», apostillan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Longa Vida: «Todo lo que no te pones es reutilizable»