Las tres cofradías de la ría de Ferrol exigen soluciones para medio millar de mariscadores

A. F. C. FENE / LA VOZ

FERROL CIUDAD

Piden ayudas para «sobrevivir» durante el cierre de los bancos

09 oct 2020 . Actualizado a las 21:44 h.

Los socios de las cofradías de Barallobre (Fene), Ferrol y Mugardos quieren seguir viviendo de su ría y urgen soluciones a un problema que viene de lejos y para el que no ven una salida clara. Los patrones mayores de los tres pósitos, acompañados de varios mariscadores, se concentraron ayer delante del edificio de la Xunta y volverán a hacerlo el próximo jueves. Para el 22 convocan una marcha en coche desde A Malata para recorrer todos los municipios de la ría (Ferrol, Narón, Neda, Fene y Mugardos).

«La situación es desesperada, estamos cansados de promesas y queremos buscar una solución para la ría de Ferrol. Ahora hemos encontrado una parte del problema, un parásito que está dentro de la almeja, pero unos por otros, ni podemos ir al cese de actividad ni al paro biológico», explica el presidente de la cofradía de Barallobre, Jorge López. Reclaman «que las Administraciones se pongan de acuerdo de una vez por todas y encuentren una solución para todos los socios de las tres cofradías».

El patógeno que ataca a la almeja

El patógeno Perkinsus olseni afecta al 73 % del banco marisquero de As Pías, según revela un informe elaborado por el Intecmar, a petición de la Consellería do Mar. Afecta al órgano reproductor de los bivalvos, por lo que se presenta como una de las causas de la drástica caída de la producción en la ría. La solución pasa por el eventual cierre de la ría al marisqueo. «En principio, la Xunta estaba de acuerdo con cerrarla», indica López. ¿Qué pasaría con los profesionales del sector durante los meses que dure el parón forzoso? «La Xunta nos derivó al Instituto Social de la Marina, allí nos dijeron que no cumplimos los parámetros para ir a un cese de actividad, y nos pasaron otra vez a la Xunta», señala el patrón mayor fenés. El problema se abordó en una reunión entre representantes de la Xunta, el ISM y los pósitos, que finalizó sin acuerdo.