La mayoría de edad de las F-100


La fragata Álvaro de Bazán, que da el nombre a la serie de las F-100, cumplió este año su mayoría de edad. Entró en servicio en el 2002 y, en la mitad de su ciclo de vida, la Armada ha detectado una serie de necesidades de modernización, ya que algunos de sus sistemas y equipos se están quedando obsoletos.

Tampoco la conciencia ambiental y los requisitos de sostenibilidad son los mismos hoy en día que los que regían cuando la primera de las cinco fragatas más modernas de la Marina española se echó a la mar.

La modernización de estos buques no solo está encima de la mesa de la Armada, sino que ya ha empezado a negociar con Navantia cómo podría desarrollarse un programa de esas características que tendría una doble importancia para Ferrol, ya que aquí se encuentra tanto la base de los barcos como el astillero por cuyas gradas se deslizaron antes de ser bautizados. El acuerdo no está cerrado, por lo que Navantia no se ha pronunciado sobre la factoría en la que se llevaría a cabo el grueso de los trabajos, pero poco se entendería en una comarca como la ferrolana que no fuera este el destino elegido para ejecutar el programa. Por varias razones de peso, aunque la principal es que en poco tiempo, la antigua Bazán experimentará una drástica caída en la ocupación, cuando culmine la construcción de los dos buques de aprovisionamiento en combate para la Marina australiana. Hasta el 2022 no dará comienzo la ejecución de las futuras fragatas españolas, las F-110, por lo que los efectos sobre el empleo de las compañías auxiliares en la comarca ferrolana serán muy negativos, si no se encuentra una alternativa de ocupación.

El Gobierno, que no contempla al menos por el momento la construcción en Ferrol de un navío que dé relevo al Patiño, anunció hace escasas semanas la contratación de un nuevo Buque de Acción Marítima, que se hará en la factoría de Puerto Real (Cádiz), con lo que resuelve en parte la demanda de faena que estaba acusando ya ese astillero.

No se entendería, por lo tanto, que el modo de proceder fuese otro cuando las vacas flacas se instalen, aunque sea temporalmente, en la factoría pública gallega. Es, además, la especialista en la fabricación de fragatas, la que diseñó y construyó para la Armada española pero también con éxito, en otras versiones, para Noruega y Australia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mayoría de edad de las F-100