Ángel Mato: «Lo único que me relaja es el mar»

FERROL CIUDAD

CESAR TOIMIL

El alcalde de Ferrol, amante del café y del tabaco, disfruta con el surf aunque admite que con la tabla es «un paquete»

14 ago 2020 . Actualizado a las 17:01 h.

En una terraza del centro de Ferrol me tomo con Ángel Mato (Ferrol, 1971) uno de los más de diez cafés que, dice, consume a diario. Mientras habla, fuma (mucho) y se muestra cercano y cabal. La gente que pasa lo saluda, a veces con cariño y a veces para quejarse. El alcalde da respuesta a todos. A mí también.

-Acaba de llegar de vacaciones.

-Cinco días.

-¿Dónde estuvo?

-Entre Bueu y Cangas, buceando. En los últimos años, lo único que me relaja es el mar.

-También hace surf.

-Pero soy un paquete. Empecé a los 40 años porque me parecía asombroso que alguien pudiera ponerse de pie en una tabla y dejarse llevar por una ola.

-Vicente Irisarri, también era surfista.

-Ese sí que era bueno, porque lleva toda la vida. Para mí, esperar la ola mirando al horizonte con la mente en blanco es lo mejor que hay.

-LLeva año y pico como alcalde, después de ser senador ¿qué tal la experiencia?

-Si te gusta mucho la política, la relación directa con el ciudadano y la solución de problemas, aunque sean pequeños, es lo que te permite ver la eficacia de lo que estás haciendo. En el Senado, la política es de otro estilo. Ser alcalde es mucho más enriquecedor. Además para mí ser alcalde fue totalmente inesperado.

-¿En serio?

-Sí, sí, Tenía muchas ganas, pero lo veía muy difícil. Tenía un gran interés en trabajar por mi ciudad. Hay gente que le ve un punto de decadencia, pero si sales de aquí te das cuenta de que esta ciudad tiene una enorme calidad de vida. Con relativamente poco dinero se puede vivir bastante dignamente.

-Seguro que no le gusta nada cuando a Ferrol le llaman Detroit.

-Desde luego. Solo le llama Detroit quien no lo conoce. Ferrol no es Detroit. Ferrol tiene una gran empresa pública desde hace 300 años y, entre otras cosas, doce kilómetros de playas que no tienen comparación con el resto de la provincia.

edgardo

-Tradicionalmente, en Ferrol hay mucha diversidad política y dificultad para los acuerdos.

-Yo creo que la única manera de hacer cosas es dialogando. No es un pecado en política llegar a un acuerdo con otro partido. De lo que se trata es de ser útil