La cita previa se generaliza en los concellos para la atención al público

La mayoría de los ayuntamientos de la zona mantienen el sistema de reservas

Solo Narón y Mugardos eliminan al completo las reservas en los registros. En foto, el Concello de Narón
Solo Narón y Mugardos eliminan al completo las reservas en los registros. En foto, el Concello de Narón
B.C.
FERROL / LA VOZ

La realidad poscovid-19 ha provocado algunos cambios en la relación entre la ciudadanía y los organismos administrativos de cada municipio. Así, la cita previa se ha generalizado como un mecanismo de prevención y control sanitario, pero también como una nueva característica a la hora de realizar trámites o contactar con los cargos políticos. Solo unas cuantas localidades de Ferrolterra rompen con esta constante, bien convirtiéndola en una medida opcional, bien eliminándola completamente.

Aún así, los concellos mantienen, en su mayor parte, una línea telefónica habilitada para las reservas. Sucede, por ejemplo, en el caso de Ferrol, con una centralita que recibe la petición y la deriva al servicio específico que necesite el ciudadano, con su propio volumen de citas previas. Solo algunos trámites concretos, como la aportación de documentación para las ayudas escolares, con una persona dedicada exclusivamente a ello en el registro, no requieren de ninguna cita. La misma medida preventiva del covid-19 se encuentra instalada en Fene, Neda, Ortigueira, As Pontes, Valdoviño, que trasladó la oficina de registro de la primera planta a la baja para favorecer la accesibilidad y evitar flujos de personas innecesarios por el edifico, o San Sadurniño, desde donde se recuerda, precisamente, la necesidad de solicitarla para cualquier gestión presencial, ante los recurrentes problemas que han detectado en el concello.

Otras localidades, como Cedeira, Ares o Moeche, conjugan el sistema de citas con una forma más tradicional de atender a los habitantes de sus municipios. En Cedeira, tanto el alcalde como los concejales reciben sin reserva todos los días, pero en cambio se requiere cita previa para los trámites y actividades vinculadas al registro. Moeche y Ares establecen el sistema de reservas como algo más bien opcional, pudiendo personarse en las casas consistoriales sin ella, pero siempre manteniendo un control estricto del aforo para evitar aglomeraciones. En contraposición, solo Narón y Mugardos han eliminado al completo las citas previas dentro de la gestión diaria y vuelven a la normalidad en los procesos administrativos relacionados con el registro. Narón las mantiene en casos muy específicos, como en el servicio de apoyo para solicitar el Ingreso Mínimo Vital, que busca asesorar y orientar a los ciudadanos en los posibles problemas que surjan durante su solicitud telemática.

Recursos más habituales

El teléfono y el correo electrónico se convierten en las vías fundamentales a la hora de reservar la cita para los trámites administrativos locales. También se le suele añadir la posibilidad de hacerlo a través de las sedes electrónicas de los municipios, como en el caso de As Pontes. Además, en concellos pequeños como Ares, el propio alcalde admite consultas por redes sociales y teléfono móvil para agilizar el trato con el ciudadano.

La «nueva normalidad», en esencia, también obliga a readaptar la relación con la ciudadanía que construyen los concellos locales, bajo un sistema más racionalizado y pautado que permita evitar aglomeraciones y garantizar unas mínimas condiciones de seguridad e higiene sanitaria dentro del día a día municipal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cita previa se generaliza en los concellos para la atención al público