La Armada incrementa la actividad de sus unidades

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL CIUDAD

Maniobra de extracción del motor principal del patrullero Centinela
Maniobra de extracción del motor principal del patrullero Centinela ARMADA

La Fuerza de Acción Marítima en Ferrol recupera el pulso habitual

27 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La fragata Álvaro de Bazán (F-101) se despidió el pasado lunes de Ferrol para ponerse al frente de una flota de la OTAN, la SNMG-2, en aguas del Mediterráneo y Mar Negro hasta finales de octubre. Fue la primera despedida en un muelle del Arsenal Militar ferrolano tras el estado de alarma. Y también supuso una cierta recuperación de la rutina habitual de las unidades de la Armada en Ferrol. A ese progresivo incremento de la actividad protagonizado por el barco de la 31.ª Escuadrilla de Escoltas le siguen también los integrantes de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol (Marfer) que, tras un período de más de tres meses condicionados por la crisis del covid-19, retoman ya el pulso poco a poco.

Adiestramiento a bordo del remolcador Mahón
Adiestramiento a bordo del remolcador Mahón ARMADA

Tal y como informa la Armada, la actividad en Marfer ha venido desarrollándose «de manera continuada sin interrupción», pero «limitada inicialmente a las navegaciones imprescindibles derivadas de las necesidades de las operaciones permanentes de seguridad marítima». Ahora, sus funciones se incrementan «progresivamente» con el alistamiento de sus buques a desplegar en otro tipo de actividades. Así, durante el estado de alarma sus unidades realizaron un total de 104 días de mar y de otras actividades, repartidos fundamentalmente entre los patrulleros de altura Serviola, Atalaya y Arnomendi, el patrullero de vigilancia de río Cabo Fradera y la Unidad de Buceo de Ferrol (Ubufer). Su cometido principal fueron las operaciones de seguridad marítima, tanto en aguas de responsabilidad estatal como en la campaña del Arnomendi en las proximidades de Canadá. Además, se han retomado en el último mes las obras de mantenimiento y las acciones para la recuperación del nivel de adiestramiento de las unidades y equipos operativos de buceo.

Sin casos de covid-19

La Armada destaca que «el importante esfuerzo de prevención realizado por las dotaciones antes y durante las navegaciones» ha logrado que no se produjese ningún caso de covid-19 a bordo.