La construcción en Fene de 62 nuevas «jackets» para Iberdrola sostendrá unos mil empleos

Los presidentes de la eléctrica, Navantia y Windar firmaron el contrato, valorado en 350 millones, en el astillero


Ferrol

Con un simbólico acto de soldadura de una de las piezas de una «jacket» arrancó esta mañana en Navantia Fene el contrato de construcción de 62 cimentaciones para el parque de Saint Brieuc, que Iberdrola promueve en aguas de la Bretaña francesa. El presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, firmó en las instalaciones de la antigua Astano el nuevo pedido, junto a la máxima responsable de Navantia, Susana de Sarriá, y al de Windar Renovables, Orlando Alonso. El encargo está valorado en 350 millones de euros, y no solo incluye la construcción de las cimentaciones para el futuro recinto en alta mar, sino también las piles -los cilindros de acero que sujetan al lecho marino las jackets-, que se fabricarán en las instalaciones de la compañía asturiana.

En un acto en el que también participó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, se rubricó un acuerdo que generará ocupación para hasta mil trabajadores, según informaron los promotores del pedido. Además, también tendrá una importante repercusión en la industria de Francia, ya que el país ha exigido la participación de su industria local. De hecho, se fabricarán parte de los componentes de 34 «jackets» en Brest, y posteriormente serán ensambladas en Fene. En el país galo, el desarrollo de las tareas implicará a otros 1.100 empleos.

El acto en el taller de la factoría de Perlío congregó además al conselleiro de Economía, Francisco Conde, al presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, los alcaldes de Ferrol y Fene, Ángel Mato y Juventino Trigo, respectivamente, así como empresarios y portavoces del sector energético gallego.

Aunque esta mañana se desarrolló el mencionado acto simbólico, la fabricación como tal no se iniciará hasta el próximo otoño. El mayor contrato logrado hasta el momento por la alianza formada por Navantia y Windar Renovables en el sector de la eólica marina viene a respaldar una trayectoria de seis años de relación entre ambas compañías con Iberdrola, que le hizo otros dos encargos anteriores.

El parque de Saint Brieuc ocupará una extensión de 78 kilómetros cuadrados y, con una potencia de 496 megavatios, tendrá capacidad para abastecer a un millón de familias de energía limpia.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, valoró la trayectoria del naval gallego en este mercado. «Navantia y Windar han demostrado tener visión de futuro hacia un sector puntero en la eólica marina», afirmó, al mismo tiempo que reiteró su compromiso con la transición energética y abogó por «avanzar aún más rápido» en el camino de la descarbonización. También anunció inversiones por valor de 4.000 millones de euros en el país galo, algunas de las cuales pueden traducirse en nuevas oportunidades comerciales para el naval gallego.

En ese marco, la presidenta de Navantia afirmó que el contrato para el parque de Saint Brieuc «no es un comienzo, es un hito más en el camino que vamos recorriendo juntos», y anunció a Sánchez Galán su deseo de «seguir acompañando a Iberdrola, también en Estados Unidos», en donde la eléctrica impulsa unos planes ambiciosos de eólica «off-shore».

Hasta el momento, la alianza de empresas formada por Navantia y Windar han participado en todos los parques de eólica marina que ha impulsado, a excepción del británico West of Duddon Sands. Así, fabricó jackets para los recintos de Wikinger (Alemania) y East Anglia One (Reino Unido), al que vendrá a sumarse el francés de Saint Brieuc. En todos esos países está desarrollando nuevos proyectos la compañía energética, en algunos de los cuales Navantia y Windar continúan aspirando a revalidar su posición de suministrador de cimentaciones.

Sin embargo, no sucede de igual manera en los procesos abiertos en Estados Unidos. Iberdrola realizará una inversión de 2.500 millones en el parque Vineyard Wind, que tendrá 800 megavatios de potencia. En estos momentos, la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán avanza en la tramitación del proyecto.

Referente europeo

La presidenta de Navantia incidió en que, junto con su socio Windar, y con la red de empresas auxiliares indispensables en el desarrollo de todos los proyectos, han logrado convertir el astillero de Fene en un referente internacional en el sector de la eólica marina.

El Quijote

En su intervención en el acto, el delegado del Gobierno en Galicia aludió a los molinos de viento de El Quijote para realizar un símil con «la gran aventura» que inician Navantia y Windar Renovables con la fabricación de las 62 jackets para el parque francés. «Cuando se firmaron las fragatas F-110 el pasado año dije que era un gran día. Hoy tenemos motivos para mantener viva la sonrisa», afirmó.

El presidente de la Xunta aseguró que en materia de eólica marina «tenemos que seguir avanzando» y después de agradecer la apuesta de Iberdrola por la industria gallega para fabricar parte de sus componentes, también subrayó el éxito de Navantia «en su apuesta por la diversificación e internacionalización». Núñez Feijoo alertó además de la necesidad de nuevos contratos para el astillero ferrolano, en el que, reiteró, se aproximan dos años sin ocupación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

La construcción en Fene de 62 nuevas «jackets» para Iberdrola sostendrá unos mil empleos