Los museos asoman en la desescalada

Montse García Iglesias
Montse garcía SANTIAGO / LA VOZ

FERROL CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Los primeros centros en abrir fueron los pertenecientes a la red de la Xunta y esta semana otros retomarán su actividad expositiva presencial, la única posible ahora

25 may 2020 . Actualizado a las 23:09 h.

Los museos empiezan a salir del confinamiento tras dos meses con sus puertas cerradas y con la actividad virtual como único vínculo con el público. Geles, mamparas, nuevas señalizaciones y ausencia de folletos explicativos impresos, así como la oferta presencial ceñida a la expositiva, son el nuevo día a día en los que ya han reabierto, como es el caso de los centros de la Xunta de Galicia, el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC), el Museo das Peregrinacións, así como la Cidade da Cultura, en Santiago; el Museo de Belas Artes, en A Coruña; y la Casa Museo Camilo José Cela, en Padrón. También han reanudado su actividad otros centros, como el Museo Etnolúdico de Galicia (Melga), en Ponteceso, o el Museo de Arte Contemporánea da Costa da Morte (Maccmo), en Corme, estos últimos con horario más reducido del habitual.

La oferta museística y expositiva continuará incrementándose durante esta semana con el regreso a la actividad de la Fundación Seoane en A Coruña, así como el Museo de la Construcción Naval de Ferrol. Algo más habrá que esperar, hasta junio, para recorrer las salas del Museo do Pobo, en Santiago, que reabrirá el día 2. Según explicó su director, Manuel Vilar, han diseñado nuevos itinerarios e incrementado la señalización para evitar el contacto entre los visitantes que circulen por sus salas. En esa misma jornada volverá a abrir sus puertas la Casa-Museo Rosalía, en Padrón. Un día antes, el 1 de junio, regresará a la actividad el Museo de Historia Natural de Ferrol. Su director, Xan Silvar, explica que en la etapa inicial tendrán activa la sala principal, de quinientos metros cuadrados, donde han fijado un recorrido circular. Por el momento, han decidido cerrar la otra sala expositiva, al igual que la biblioteca. «Repensamos a exposición, eliminamos moblaxe, accesorios e ampliamos as rotulacións», explicó.

Donde también ultimaban los preparativos para la reapertura es en la Fundación Barrié, en A Coruña, que, al ser considerada como sala de exposiciones, debía esperar a la fase 2 para reanudar su actividad. Por su parte, el Museo Man de Camelle y el Museo do Encaixe prevén regresar el 1 de julio.

Pero hay otras entidades que, de momento, no han puesto fecha a su salida del confinamiento. Este es el caso del Museo de la Catedral de Santiago o el Centro Arqueolóxico do Barbanza, entre otros. En este último, explicaban las dificultades que entraña el regreso para las entidades más pequeñas debido a algunos de los nuevos protocolos.

Ampliación de muestras para posibilitar su visita

Las entidades han apostado, en la medida de las posibilidades, por incrementar el período expositivo de sus propuestas para facilitar su visita. Es lo que hará el CGAC, por ejemplo, después de que el estado de alarma impidiese la inauguración de «Caosmos», de Antón Patiño. También seguirá la muestra de Man y de Torres. El Museo de Belas Artes también amplió «Luis Seoane. O legado de Maruxa Seoane». Donde no ha sido posible es en el Museo Gaiás. «Galicia, un relato no mundo» ha cerrado sus puertas y ahora están realizando el proceso de desmontaje.

SANDRA ALONSO

CGAC: «Hay que transmitir que los museos son seguros»

Para el director del CGAC, Santiago Olmo, lo prioritario en esta reapertura es «transmitir que los museos son seguros, que la gente no tenga miedo». Otro desafío al que se enfrentan es a la imposibilidad de desarrollar actividades presenciales, una cuestión «complicada porque sin ellas se pierde el pulso del día a día. [...] Las exposiciones son algo imprescindible que hay que hacerlo presencialmente, pero la falta de actividades es un hándicap. Había un pulso con la sociedad y ahora no podemos hacerlo». En ese sentido, el director del centro de arte contemporáneo afirma que «lo digital es algo que está bien, pero que no sustituye la visita a los museos ni su aspecto socializador».

En el CGAC han optado por ampliar el plazo de las exposiciones que se vieron afectadas por el estado de alarma y la intención es, más adelante, organizar las actividades vinculadas a ellas. La crisis sanitaria también ha truncado el proyecto con La Ribot en abril y prevén que sea en septiembre. De esta forma, durante el verano realizarán una instalación con obras de los fondos del CGAC de artistas mujeres para aportar nuevas propuestas a los visitantes. ¿Es la hora de pensar en el público más local? «Es el momento de redescubrir, tenemos que hacer el esfuerzo con la comunidad más próxima». Olmo asegura que, aunque durante la pandemia «hubo mucho seguimiento en línea, el ámbito presencial es imprescindible para que instituciones como un museo puedan volver a ocupar su lugar. La sensación corporal es muy importante».

CESAR QUIAN

Fundación Luis Seoane: «Seguiremos también con las propuestas en línea»

La Fundación Luis Seoane (A Coruña) prevé reabrir sus puertas mañana y lo hará con ampliación del plazo para ver Gabinete Voula Papaioannou y Mapa de desexos de Luis Seoane. La pandemia, explica su directora, Silvia Longueira, ha obligado a retrasar a septiembre la muestra de Víctor Moscoso. Un regreso de la oferta presencial que no significará el adiós a las propuestas virtuales que han desarrollado estos dos meses. «También seguiremos con las actividades en línea porque esto ha venido para quedarse. Se trata de una herramienta más y estas propuestas tienen una importancia por sí mismas; los participantes, a veces, muestran más creatividad», afirma.