La actividad se reanuda en Navantia Ferrol

El comité, que este miércoles bloqueó el acceso al astillero, dice que se han producido avances en seguridad

El comité bloqueó los accesos al astillero desde las cinco de la mañana
El comité bloqueó los accesos al astillero desde las cinco de la mañana

Ferrol

Al filo de las diez y cuarto de la noche llegó la decisión. Tras mantener reuniones durante todo el día con la empresa, la comisión permanente del comité de Navantia Ferrol decidió que el jueves se reanude la actividad en el astillero, que había bloqueado al considerar que se incumplían algunos de los requisitos del protocolo por el covid-19, tras alcanzarse mejoras en la seguridad de los trabajadores. No obstante, los sindicatos anuncian que a primera hora revisarán «el cumplimiento de esos avances».

El comité de empresa de Navantia Ferrol impidió este miércoles la actividad en el astillero porque sostiene que se están incumpliendo algunos de los requisitos del protocolo de seguridad, como que no se puede respetar la distancia social en algunos emplazamientos. Los sindicatos reclamaron ayer a la dirección que redujese el número de empleados a la cifra existente el pasado viernes —en el turno de mañana había cerca de un millar de personas— lo que suponía reducir en 300 los que trabajaron ayer.

El comité, que realiza una inspección todas las mañanas, rechazaba que se continuase reincorporando a más personal mientras que no se subsanasen las deficiencias detectadas. La sección sindical de CC.OO. en Navantia Ferrol emitió un comunicado en el que afirmó que «non podemos asumir estes incrementos de persoal sen resolver as incidencias e problemas existentes, pois será o cumprimento de esas medidas os que den cabida a futuros incrementos de persoal dentro do estaleiro». La de la CGT también informó al respecto. «Sabemos que hai compañeiros/as que poden dicir que están a perder moitos cartos porque levan moito tempo nun ERE, pero non deberíamos aceptar que a presión económica nos obrigue ós traballadores a ter que traballar sen as condicións axeitadas», sostiene. 

Entre otros fallos, los representantes sociales consideraban que el personal no puede cambiarse en algunas taquillas, puesto que no había espacio suficiente para mantener los dos metros de distancia social. También que faltaba material para mantener la higiene, como geles, y alfombrillas desinfectantes.

Javier Galán aseguró que lo que le habían planteado el martes a la dirección era que se diese «un paso atrás» reduciendo el número de empleados en el interior de la factoría para poder subsanar los errores detectados y actuar con más seguridad, y añadió que la respuesta de la dirección era que no les iba a dar tiempo a avisar a las 300 personas que se habían incorporado en los últimos días para que volviese a quedarse en sus casas.

Carlos Outeiro, de la CIG en Navantia Ferrol, afirmó que si bien respaldaron el bloqueo de la actividad, al no cumplirse los mínimos de higienización marcados en el protocolo, lamentó que se hubiese llegado a tomar esa medida, por lo que considera «unha xestión improvisada do comité». Recordó que su central optó, junto con la CGT, por denunciar la pasada semana las deficiencias detectadas en el astillero ante la Inspección de Trabajo, a lo que se opusieron el resto de centrales del comité.

UGT habla de intereses particulares

La Federación de Industria de UGT emitió un comunicado en el que sostiene que siempre ha defendido que primero es la salud de los trabajadores, pero afirma que detrás de la paralización de la actividad «solo se esconde una batalla de la empresa Acciona Ferrol y algún líder sindical que pretende que su empresa maneje a Navantia a su antojo». Además, afirma que se está utilizando el covid-19 en interés particular «de unos pocos», y responsabiliza a la empresa pública por permitir «que el interés de un líder de micrófono utilizando al comité de Navantia Ferrol pare un astillero».

Navantia, por su parte, ha asegurado que cumple el protocolo que garantiza la seguridad de los trabajadores.

La paralización de la actividad originó grandes retenciones de tráfico.

Petición de Cofer

La Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer) apeló a la responsabilidad de las partes en el conflicto para que «antepongan los intereses de la sociedad a los individuales» y subrayó que el nivel de contagios de covid?19 que existe ahora mismo en la comarca no se justifica tener el astillero parado. Su presidente, Cristóbal Dobarro, recordó que de la actividad de Navantia en la ría dependen otras muchas empresas de la zona.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La actividad se reanuda en Navantia Ferrol