Los agentes que ayudaron a una mujer que acaba de dar a la luz en la autovía: «Nos tocó a nosotros, pero lo habría hecho cualquiera de nuestros compañeros»

Cuando los guardias civiles llegaron al auto se encontraron ya a la pequeña Lara aún con el cordón umbilical. Esta es la historia


LUGO/ LA VOZ

Roberto Veiga y José Luis Domínguez Arias son los dos agentes del subsector de Tráfico de Lugo que el jueves por la tarde auxiliaron a una mujer que se puso de parto en plena autovía AG-64, la que une Ferrol con Vilalba, a la altura del municipio lucense de Xermade. Estos dos profesionales -el segundo, ya acostumbrado a ver escenarios de este tipo, y además padre de tres hijos, dos de ellos gemelos-, se encontraban realizando labores rutinarias de control y vigilancia. Entonces observaron a un vehículo parado en diagonal, en pleno arcén de la vía, en dirección Ferrol y a un varón fuera. Lo que menos imaginaron es que en el interior del coche se encontraba una mujer que acababa de dar a luz.

«Fue una casualidad. Nos encontramos al hombre fuera del coche en un estado evidente de nerviosismo. Le preguntamos qué le pasaba, y nos comunicó que su mujer estaba dando a luz en el auto. Nos acercamos y ya vimos en el asiento del copiloto a la mujer, que estaba consciente, y ya con un neonato en los brazos, con el cordón umbilical colgando y con un charco de sangre a sus pies. Atrás se encontraba otro niño de corta edad que resultó ser el otro hijo de la pareja», explican Arias y Veiga.

Poco después ya llegó una ambulancia al lugar. Con los servicios sanitarios presentes, los dos agentes se dedicaron a regular el tráfico. «Los sanitarios se encargaron de cortar el cordón umbilical, de envolver a la bebé en una mantita y de llamar a la UVI móvil. Esta salió de Ferrol y nosotros escoltamos a la ambulancia básica y al vehículo en el que viajaban el esposo con el menor hasta el encuentro con la UVI móvil», relatan estos guardias, que fueron así los terceros en conocer a la pequeña Lara, que es como se llama. «El hermanito estaba muy asustado. Ese sí que asistió al parto en directo», comentan los agentes.

Nunca habían presenciado algo así en sus años como profesionales. «Yo he vivido de todo. Me tocó hacer torniquetes y demás actuaciones en momentos muy desagradables y de mucha tensión, pero la circunstancia que se nos dio el jueves es de lo más satisfactorio», matiza Arias, el más veterano.

Los dos guardias civiles restan importancia a su acción de la semana pasada, que hasta destacaron en su rueda de prensa los responsables del comité técnico español del COVID-19. Fueron ellos, dicen, pero cualquier otro habría actuado igual: «Nos tocó a nosotros, pero lo que hicimos nosotros lo haría cualquiera de nuestros compañeros. Para la época actual es una gran noticia y lo más importante es que todo saliera bien», indican.

Entre el tiempo que estuvieron regulando y escoltando a la ambulancia y al vehículo donde viajaba la familia, el servicio les llevó poco más de media hora. «La UVI nos esperó en la primera salida y antes de intercambiar a la parturienta de un vehículo sanitario al otro la estuvieron estabilizando. Ella estaba consciente en todo momento. Le ofrecimos escolta hasta Ferrol pero se descartó porque todo estaba bien», explican estos agentes, cuyo auxilio provocó una alegría en medio de un contexto tan complicado como este. Con un final feliz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los agentes que ayudaron a una mujer que acaba de dar a la luz en la autovía: «Nos tocó a nosotros, pero lo habría hecho cualquiera de nuestros compañeros»