El pavimento de tierra de la plaza de Armas será único en España

FERROL CIUDAD

Vista general de la plaza de Armas, con el gran rectángulo que se cubrirá con pavimento de tierra
Vista general de la plaza de Armas, con el gran rectángulo que se cubrirá con pavimento de tierra CESAR TOIMIL

Material y personal especializado llegarán hoy a Ferrol desde Portugal para iniciar los trabajos

11 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Se acabó la espera. El elemento que más incertidumbre suscita en la remodelación de la plaza de Armas despejará a partir de hoy todas las incógnitas. La tierra que recubrirá más de la mitad de la superficie del recinto llegará esta jornada procedente de Portugal. Y con ella, un equipo de personal especializado, que se encargará de su disposición en el espacio más céntrico de Ferrol. Será un pavimento que, según asegura el director de la obra, el arquitecto Carlos Pita, será único en España, pero que se ha empleado con éxito en espacios públicos de otros países.

Los trabajos comenzarán, según las previsiones, esta misma jornada. Y se estima una duración de entre una y dos semanas, en función de las condiciones meteorológicas que se presenten en los próximos días, por lo que, de cumplirse, estaría lista este mes. El pavimento de tierra estabilizada cubrirá prácticamente toda la superficie de Armas libre actualmente de granito, es decir, unos 2.600 metros cuadrados. Pero los trabajos precisan de tiempo seco para ser ejecutados.

La tierra de Armas es un conglomerado que incluye áridos y un estabilizante fabricado en Alemania, y utilizado en numerosas ciudades de ese y otros países en parques, caminos y alcorques. La única empresa que lo realiza en la península es Jardins & Afins, firma asentada en São Felix da Marinha, cercana a Oporto, a la que se ha encomendado el proyecto de Ferrol tras comprobar su resultado en distintas plazas, como del monasterio de Alcobaça o la de la Universidad de Coímbra. Aquí se utilizará una fórmula nueva, con materiales de última generación. Y desde la dirección de obra se destaca su alta capacidad drenante. Además, la tierra permitirá que no se recaliente con el sol, algo que también se ha intentado, en la zona enlosada de la plaza que discurre frente al Ayuntamiento, con la ubicación de cuatro árboles, y de forma paralela a los criterios de composición.