Abre en Ferrol un albergue de donativos para peregrinos con escasos recursos

FERROL CIUDAD

JOSE PARDO

Lo gestiona un amante del Camino, con cinco compostelas, que pide limosna en la calle

20 feb 2020 . Actualizado a las 09:50 h.

Considera que los caminos de peregrinación a Santiago de Compostela están bastante «mercantilizados» y, tomando el ejemplo del Medievo, Pedro Ráez Baldán acaba de abrir un albergue de donativos en Ferrol. Su pretensión es favorecer que la gente con pocos o sin recursos pueda peregrinar a la ciudad del Apóstol, recuperando así «las raíces del romanticismo del Camino de Santiago».

El impulsor de esta iniciativa es un hombre de 56 años, natural de Úbeda (Jaén), que, tras un revés en la vida, buscó un nuevo rumbo peregrinando a Compostela. Primero fue el Camino Francés, desde Burgos, y después el Inglés y el Portugués, también recorrió la ruta hasta Fisterra, y ahora aspira a poder recorrer algún día, cuando tenga fuerzas, el Camino Primitivo desde Oviedo. Este amplio bagaje se traduce en las cinco compostelas que muestra con orgullo y en unas vivencias de espiritualidad que atesora y que trata de impulsar hacia otras personas.

JOSE PARDO

En una de sus peregrinaciones conoció Ferrol y decidió quedarse, por la solidaridad de la gente, ya que vive de pedir limosna en la puerta del BBVA de la plaza del Callao. Durmió en el refugio de Caranza y en la casa de algún amigo, y hace dos meses alquiló un piso en la calle Pardo Bajo, con la idea de habilitarlo como albergue de donativos para peregrinos de escasos o nulos recursos. No percibe ninguna prestación económica, por lo que sigue pidiendo limosna en el mismo lugar, y las últimas semanas se ha dedicado también a equipar el albergue, que comparte con otro amigo prejubilado.