«Las barbas ya no se llevan tan largas como antes, pero sí muy cuidadas»

Clásico Barbería, en Narón, nació de un negocio de toda la vida pero ha sabido sacar partido a la moda de los negocios vintage


Ferrol

Cuando pones un pie en Clásico Barbería, situada en Freixeiro (Narón), parece que el tiempo retrocede. El ambiente, la música y la decoración vintage nos trasladan a los años sesenta-setenta y unos jóvenes trabajadores, con pajarita al cuello, al más puro estilo hipster, cortan el pelo a unos chicos, mientras otro hombre, ya más experimentado, hace lo propio con otro señor. Manuel Bello y Paulina Núñez han sabido combinar la tradición de la profesión y un negocio de toda la vida con el estilo moderno de las barberías vintage que se han puesto de moda en los últimos años. «Empezamos en el año 2012, aquí en Freixeiro, pero en otro local, era una barbería muy pequeñita, que llevaba abierta desde el año 65 y el señor se jubilaba», explica Paulina. Manu, con padre, abuelo y bisabuelo barbero, se puso al frente del negocio y, no solo conservaron la cartera de clientes sino que la ampliaron, llegando a un espectro más amplio de edades. 

La buena marcha de la barbería y la reciente moda de estos negocios les llevaron a abrir hace tres años el establecimiento actual, mucho más grande, de 100 metros cuadrados, con una cuidada decoración vintage, y su seña de identidad, que es disponer de dos zonas, una clásica y otra premium. Paulina explica que en esta segunda se incluye el corte de pelo con lavado y a la hora de cortarse las barbas, se realiza el ritual de las toallas calientes (se utiliza como relajante, para abrir los poros y para reblandecer el pelo de la barba antes de empezar a cortar y rasurar). La otra zona, «es más ágil y económica, y se parece más a la barbería de toda la vida».

En Clásico Barbería a la plantilla de ocho trabajadores se ha sumado también el padre de Manu, que regentó una barbería en Valdoviño durante años, y que ahora aporta su larga experiencia en la profesión al moderno establecimiento de su hijo. «Nos permite compaginar la tradicional con lo moderno», detalla Paulina. 

Una atención tan personalizada les ha llevado a habilitar un sistema de reserva on line o por teléfono. Antes se daba un tique por orden de llegada, «como se hacía en las barberías de toda la vida». 

¿A qué se debe el bum de las barberías vintage? Esta pareja de jóvenes empresarios creen que, en su caso, coincidió su apuesta por el oficio, «que es muy bonito», con el bum de la estética hipster, que tiene en las barbas su principal toque característico. «Quizás ha pasado un poco la moda de las barbas muy largas, pero se siguen llevando muy cuidadas», destaca Paulina, que añade que el abanico de clientes que tienen es amplísimo: «Desde el niño pequeño que viene a cortarse el pelo hasta gente joven o señores que llevan toda la vida yendo a barberías».

Les ha ido tan bien en Freixeiro, que Manu y Paulina han decidido coger el testigo de otro barbero en Miño, que se jubila. En este nuevo establecimiento, situado en la calle Curro, número 1, solo tendrán la zona tradicional. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Las barbas ya no se llevan tan largas como antes, pero sí muy cuidadas»