«Íbamos a dar una lección teórica y nos fuimos con una lección de vida»

El aprendizaje-servicio es una forma de adquirir competencias y conocimientos al tiempo que se trabaja por el bien común. En la EUDI del campus, más de 200 alumnos ya han vivido la experiencia

Alumnos y profesores de la EUDI se unieron ayer en un acto para mostrar su agradecimiento a las entidades con las que desarrollan proyectos de aprendizaje y servicio desde el año 2015
Alumnos y profesores de la EUDI se unieron ayer en un acto para mostrar su agradecimiento a las entidades con las que desarrollan proyectos de aprendizaje y servicio desde el año 2015

ferrol / la voz

¿Es posible aprender física al mismo tiempo que se presta un servicio a personas en riesgo de exclusión social? ¿Y adquirir nociones sobre el procesado de los plásticos impartiendo un taller sobre reciclaje a jóvenes con síndrome de Down? La respuesta es un rotundo sí. Y, si no, que se lo pregunten a los más de doscientos alumnos de la Escuela Universitaria de Diseño Industrial (EUDI) que desde el año 2015 han vivido esa experiencia mediante su participación en diferentes proyectos de aprendizaje-servicio (ApS).

Según explica Ana Isabel Ares Pernas, profesora de la materia Fundamentos de la Física en la EUDI, el aprendizaje-servicio es un modelo pedagógico que permite que «los estudiantes adquieran competencias y conocimientos al mismo tiempo que prestan un servicio a la comunidad». «Y no solo eso, sino que también les enseña a trabajar en equipo y a convertirse en ciudadanos responsables y comprometidos con su entorno», añade María José Abad, profesora de Diseño y Procesado de Polímeros en el mismo centro.

Contando siempre con el apoyo y el asesoramiento de la Oficina de Cooperación y Voluntariado (COV), estas dos profesoras fueron las pioneras en la puesta en marcha de este tipo de proyectos en el campus de Ferrol. Comenzaron en el curso 2015-2016, involucrando a unos 30 alumnos de su escuela en un proyecto en colaboración con Cáritas. Y poco a poco, la iniciativa fue ganando fuerza, hasta el punto de que el curso pasado ya eran cinco las entidades en las que estudiantes de la EUDI llevaron acabo diferentes actividades de aprendizaje y servicio. Junto a Cáritas, se sumaron a la iniciativa Teima-Down, la Asociación de Xordos de Ferrol, Afal Ferrolterra (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer) y Saúde Mental Ferrol, Eume y Ortegal. Y más recientemente, en el presente curso, también se incorporaron a la lista Xeración y Aspaneps.

Acto de agradecimiento

Ayer, la sala de audiovisuales de la EUDI acogió un emotivo acto con el que el director del centro, José Ramón Méndez; la vicerrectora del campus, María Jesús Movillla; y de forma muy especial, las profesoras Ana Isabel Ares y María José Abad, quisieron agradecer a todas esas asociaciones su participación en las actividades de aprendizaje y servicio desarrolladas por los alumnos.

Elacto contó con la asistencia de la vicerrectora, el director de la EUDI y las dos profesoras del centro involucradas en los proyectos
Elacto contó con la asistencia de la vicerrectora, el director de la EUDI y las dos profesoras del centro involucradas en los proyectos

Pero,¿en qué consistieron exactamente estas actividades? Pues, sobre todo, según apuntó Ares, en la celebración de ferias cientíticas y talleres de reciclaje y «física divertida». En Afal, por ejemplo, los usuarios aprendieron a fabricar macetas y jarrones con materiales de desecho, mientras que, en la Asociación de Xordos, la actividad se centró en subtitular materiales audiovisuales relacionados con la física para los socios.

Los universitarios, por su parte, tuvieron la oportunidad de llevar a la vida real lo aprendido en el aula, pero la experiencia también les sirvió para descubrir otras realidades, derribar prejuicios, despertar su espíritu solidario o hacerlos más sensibles hacia las necesidades de unos colectivos con los que, de otra forma, tal vez nunca habrían tenido contacto.

Lucas, un estudiante que trabajó mano a mano con usuarios de la asociación Saúde Mental de Ferrol, Eume y Ortegal, resumía así su experiencia. «Éramos doce alumnos y nos dividimos en parejas de dos. Mi compañero y yo teníamos que hablarles sobre cómo se pueden reutilizar los plásticos a través de la inyección: íbamos a darles una lección teórica y nos fuimos de allí con una lección de vida».Y la profesora Ana Ares, en su intervención, también hizo referencia a otras lecciones aprendidas en las actividades de aprendizaje-servicio, como la «solidaridad», el «respeto» o la «igualdad».

Tras el camino abierto por la EUDI, otros tres centros del campus se han animado a poner en marcha proyectos de aprendizaje y servicio este curso: la Facultade de Humanidades e Documentación, Ciencias do Traballo y la Escola Politécnica Superior.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Íbamos a dar una lección teórica y nos fuimos con una lección de vida»