¿Sabes lo que es la «alargascencia»?

Comercios de la comarca se suman a un directorio que agrupa a tiendas y talleres que se dedican a alargar la vida de los producos mediante la reparación o el trueque

El taller de reparación de calzado El Cubano es uno de los que ya solicitado incorporarse al directorio de alargascencia.org
El taller de reparación de calzado El Cubano es uno de los que ya solicitado incorporarse al directorio de alargascencia.org

FERROL / LA VOZ

«¡Rebélate frente al modelo de consumo de comprar y tirar!». Con esta invitación abandonar la filosofía imperante de las tres ces -consumir, consumir y consumir-, la asociación Amigos de la Tierra impulsó hace ya dos años la iniciativa «alargascencia», un proyecto que pretende alargar la vida útil de los productos mediante su arreglo, trueque o compra-venta para el mercado de segunda mano. La idea nació como una alternativa al consumo lineal y a la llamada obsolescencia programada -ese invento empresarial que busca hacer caja reduciendo deliberadamente la durabilidad de los productos- y cristalizó en la creación de un directorio que hoy agrupa a casi 1.500 establecimiento de toda España que reparan, alquilar o fomentan el intercambio de artículos de todo tipo. De ellos, 180 están en Galicia y 90 abren sus puertas en la provincia de A Coruña. «Trátase dun proxecto en continuo crecemento, polo que os establecementos interesados poden sumarse á iniciativa en calquera momento a través da web alargascencia.org», comenta Ángel Dorrio, técnico medioambiental de Amigos da Terra-Galicia.

En Ferrol, uno de los últimos comercios que han solicitado sumarse a ese directorio ha sido el taller de reparación de calzado El Cubano de Canido, donde se arreglan todo tipo de zapatos, y no solo porque estén estropeados, sino también para darles nuevos usos o mejorar sus cualidades. «Ahora hay materiales muy buenos y con un simple cambio de suelas podemos conseguir que una bota de montaña tenga mayor adherencia o que unos tenis de running sean más ligeros para correr un maratón. No siempre hace falta comprarse unos nuevos», comenta el responsable del taller, Francisco López.

En la Tenda de Troco Arméria se puede comprar ropa con los puntos que se obtienen al dejar todo tipo de prendas ya usadas, pero en buen estado, en el establecimiento
En la Tenda de Troco Arméria se puede comprar ropa con los puntos que se obtienen al dejar todo tipo de prendas ya usadas, pero en buen estado, en el establecimiento

Entre los establecimientos ferrolanos que también apuestan por la «alargascencia» se encuentra la Tenda de Troco Arméria, que abre sus puertas en la parte trasera del Mercado Municipal de Caranza desde el 2013. Se trata de un establecimiento especial, porque allí no se puede comprar con dinero contante y sonante, sino con puntos. A cada persona que entra en la tienda de Arméria se le abre una ficha y luego se le da un número de puntos determinado en función del tipo de prenda que aporte a las estanterías del local: los abrigos y cazadoras valen 5 puntos; los zapatos, 4; la ropa infantil, 2; los bolsos, entre 3 y 5... Y luego, con la cartera llena de puntos, esa misma persona ya puede hacer su compra en el local. «Hai moita xente que vén por necesidade, pero tamén temos moitos clientes que usan este recurso por conciencia ecolóxica e porque están convencidos de que o troco é algo que pode contribuír á loita contra o cambio climático», anota Lupe Ces, una de las seis voluntarias de Arméria que se ocupan de abrir la tienda de Caranza dos veces por semana (los lunes, de 11.30 a 13.00 y de 16.30 a 18.00 y, los jueves, solo en horario de mañana).

Error Ferrol también figura en el directorio creado por Amigos de la Tierra
Error Ferrol también figura en el directorio creado por Amigos de la Tierra

Además, en el directorio también se pueden encontrar establecimientos dedicados a la reparación de móviles, tabletas y ordenadores como Arvi Sistemas o Error Ferrol. Desde este último local, su responsable, Luis González, asegura que clientes no le faltan, aunque reconoce que si la gente se anima a reparar ese tipo de artículos es más por una cuestión económica que por respeto al medio ambiente. «Si un ordenador portátil de gama media nuevo sale por 300 euros, pero el tuyo se puede arreglar por 50, la gente no se lo piensa y se dedice a reparar antes que acomprar, pero no creo que sea por conciencia medioambiental, sino porque los equipos nuevos son bastante caros. En cualquier caso, para reducir este tipo de residuos, yo creo que la normativa debería obligar a los fabricantes a aprovechar sus propios desechos electrónicos para fabricar nuevos equipos, como ya se hace con las bolsas de plástico».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Sabes lo que es la «alargascencia»?