Los deberes de Ferrol para el nuevo Gobierno

La gestión de la crisis de Endesa, el naval y las comunicaciones determinan la agenda ferrolana


Ferrol

El flamante Gobierno de Pedro Sánchez deberá hacer frente al amplio catálogo de necesidades que Ferrol y comarca presenta y que la situación del último año no ha hecho más que acrecentar. La agenda ferrolana incluye temas sempiternos por los que se lucha desde hace años. Y otros nuevos derivados de los últimos acontecimientos que engrosan la lista local de deseos. Con una ferrolana sentada en la mesa del Consejo de Ministros, las expectativas se incrementan. Y estos son los principales deberes que le pone Ferrolterra al primer Ejecutivo de coalición de la democracia.

LAS COMUNICACIONES

Mejorar el tren Ferrol-A Coruña. Lograr el objetivo de comunicar en media hora dos urbes separadas ahora por 69 kilómetros de trazado ferroviario es una realidad habitual en el mapa estatal, pero aquí una utopía a la que no se renuncia. Una vía de principios del siglo XX sigue condenando a los viajeros a un tren lento, falto de frecuencias y con horarios que no se adaptan a las necesidades y que lo anulan como alternativa al coche para universitarios y trabajadores. En las cercanías de la antigua FEVE el servicio se ha ido deteriorando, con continuos retrasos, averías de los convoyes y la supresión de personal, hasta eliminar su presencia en algunas estaciones, dificultando el pago del billete.

Completar el acceso ferroviario al puerto exterior. La conexión por tren con el puerto exterior es la infraestructura más importante actualmente en desarrollo. Completar su ejecución para revitalizar los tráficos del puerto ferrolano, que se resienten ya de la crisis del carbón de Endesa, es primordial.

Abaratar la AP-9. Lograr una autopista más asequible para la conexión de Ferrol con el eje atlántico y la autovía hacia la Meseta es otra de las aspiraciones que se plantea desde la periferia de la periferia. Después de que el BNG le hubiese arrancado al Gobierno, a cambio de su apoyo en la investidura, el compromiso de transferir la AP-9 a la administración autonómica, está por ver si se cumple y en qué plazos.

EL EMPLEO

Frenar la situación de emergencia industrial. Pese a la mejora de los datos de desempleo en el balance anual del 2019, el empleo sigue siendo la prioridad en Ferrolterra. Tras un ejercicio marcado por el anunciado cierre de la central de Endesa en As Pontes, el nuevo mandato estará marcado por la gestión estatal de la demanda de una transición energética justa, que mantiene en vilo a 700 familias, las que dependen de forma directa o indirecta de la térmica pontesa. A ello se sumó el cierre el pasado año de la planta naronesa de Poligal. El Gobierno tendrá una muestra de la perentoria necesidad de adoptar medidas para garantizar el empleo el 1 de marzo, cuando la comarca exhibirá músculo y saldrá a la calle en la manifestación convocada para reclamar un futuro socioeconómico para la zona.

Garantizar carga de trabajo antes de la F-110. La firma del mayor encargo de Defensa para la construcción de las cinco fragata F-110 que anuncia 7.000 puestos de trabajo anuales durante una década. Pero con el programa en el horizonte del 2022, se abre un abismo que los agentes sociales, sindicales y políticas reclaman que se cubra con el encargo de la construcción de un AOR para la Armada.

Acometer la transformación del astillero. El proyecto de transformación de Navantia Ferrol para adaptarse al modelo de Astillero 4.0 será otra de las piezas clave. La SEPI dio luz verde hace unos meses a la construcción de un macrotaller que requerirá la inversión de cien millones de euros. Pero falta la pieza principal de esa metamorfosis: la del dique cubierto.

DEFENSA

Ejecutar por fin el convenio. El documento que comenzó a gestarse hace tres décadas permanece en el limbo a la espera de su ejecución. El acuerdo por el que pasarán al Concello una decena de propiedades desafectadas está firmado desde el 2015. El gobierno local quiere que entre en vigor cuanto antes, pese a que, advierte, no es su proyecto ideal, y el alcalde asegura que será una de las prioridades a tratar con el nuevo Ejecutivo central.

LAS INFRAESTRUCTURAS

Suprimir el talud de As Pías. Una década de espera acumula el proyecto para la depresión de la avenida de As Pías que propone eliminar el talud y rebajar la calzada elevada hasta el nivel de la Trinchera, pese a contar con dotación en los Presupuestos Generales del Estado desde 2015. Al nuevo Gobierno le toca desbloquear una inversión de más de ocho millones de euros llamada a conectar cuatro barrios y transformar urbanísticamente una de las principales entradas a Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los deberes de Ferrol para el nuevo Gobierno