La vuelta al mundo en 115 pesebres

BEATRIZ ANTÓN FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

Sebastián Ávila, Chano, exhibe este año su belén artesanal junto a más de cien nacimientos de diferentes países procedentes de la colección de Antía López

25 dic 2019 . Actualizado a las 05:05 h.

En el número 153 de la calle Magdalena, donde antaño abría sus puertas la librería Chamorro, se puede hacer un viaje alrededor del mundo a través de 115 portales navideños. Y es que ese es el número exacto de nacimientos que Sebastián Ávila, Chano, ha conseguido reunir en una curiosa exposición que ningún forofo del belenismo debería perderse. En la muestra, este gaditano afincado en Ferrol desde hace ya más de dos décadas exhibe un belén artesanal creado con sus propias manos -el mismo que el año pasado ya mostró en el antiguo hospicio de la calle Méndez Núñez-, pero en esta ocasión lo ha querido mostrar solo, sino acompañado de otros 114 nacimientos procedentes de diferentes lugares del mundo.

«Si este proyecto tan bonito se ha podido hacer realidad ha sido gracias a la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, que ha cedido el local para la exposición, y por supuesto, a la colaboración de Antía López, que nos ha prestado parte de su colección de belenes para la ocasión», comenta Chano satisfecho.

El belenista Chano Ávila y la coleccionista Antía López son los artífices de la exposición que se puede ver en el 153 de la calle Magdalena
El belenista Chano Ávila y la coleccionista Antía López son los artífices de la exposición que se puede ver en el 153 de la calle Magdalena JOSE PARDO

«Yo soy muy viajera, he visitado muchos países y de cada uno de esos viajes me vuelvo siempre a casa con un belén», cuenta la generosa coleccionista, profesora de Lingua Galega en el IES Sofía Casanova, que ha cedido para la exposición más de un centenar de pesebres adquiridos a lo largo y ancho de todo el mundo: desde México a Rusia, pasando por Costa Rica, Kenia, Zanzíbar, Armenia, Portugal, Egipto, Mianmar... Y, por supuesto, Palestina, la tierra donde la tradición cristiana cuenta que nació el Niño Jesús. «De allí me traje este nacimiento tan bonito. Se lo compré a una familia cristiana en la ciudad de Belén», explica Antía señalando un portal hecho con madera de olivo.