Un vecino de Monfero muere a los 90 años el mismo día que enterraron a su esposa

El fallecido fue agente de la Policía Local de Ferrol; ambos superaban los 90 años


Ferrol

La frase «hasta que la muerte nos separe» que las parejas ratifican en el momento de contraer matrimonio por la Iglesia se queda corta en el caso de los vecinos de Monfero José Antonio García Sanjuán y María Josefa Rodríguez Ares, ambos de 90 años. Su vínculo se ha mantenido firme incluso a la hora de abandonar este mundo. Y es que Sanjuán, como lo conocían los miembros de más edad de la plantilla de la Policía Local de Ferrol, de la que formó parte, falleció el pasado domingo, jornada en la que su esposa recibió sepultura. Desde esta tarde los dos vuelven a estar juntos en el cementerio de San Félix de Monfero.

Vecinos del matrimonio explicaban que los dos llevaban un tiempo delicados de salud. Vivían con su único hijo, que tuvo que someterse a dos intervenciones quirúrgicas en la cabeza, por lo que tampoco atraviesa por su mejor momento. Una reciente caída de José Antonio, que apareció tirado en el suelo al lado de la cama, propició que desde hacía una semana uno de los nietos se trasladase a la vivienda de los abuelos para poder cuidarlos a todos.

María Josefa falleció el pasado viernes a primeras horas de la noche. El entierro tuvo que esperar hasta el domingo. Ese mismo día, su marido empeoró y fue trasladado al Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, en el que falleció el lunes por la mañana.

En la esquela conjunta publicada este lunes, la familia de los fallecidos expresa su agradecimiento a las personas que asistieron al sepelio de María Josefa y les comunica que el de su marido tendría lugar este lunes por la tarde. Curiosamente, en la esquela de al lado aparecía otro caso similar, de un matrimonio de Miño. José Antonio y Maria Josefa fueron velados por familiares, amigos y vecinos en el tanatorio Santa María de Miño con tan solo un día de diferencia. Y también en ese tanatorio estaba esa otra pareja.

Los excompañeros de Sanjuán en la Policía Local de Ferrol lo recuerdan como un buen agente y una persona extraordinaria. Otro tanto dicen sus vecinos de Monfero, al igual que de su esposa.

Hace pocos días se producía un suceso similar con un matrimonio vecino de Ribeiras do Sor, en el municipio de Mañón. Teodoro Díaz Martínez, de 87 años, falleció a las siete de la mañana y su esposa, Josefina Martínez Balseiro, de 85, expiró solo dos horas después, a causa de un infarto al descubrir que la vida de su compañero de seis décadas se había apagado. La pareja se había trasladado a la casa de su hija en A Coruña hacía un mes. La madre de Josefina falleció en enero del año pasado, a apenas un mes para los 106 años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un vecino de Monfero muere a los 90 años el mismo día que enterraron a su esposa