Empujón municipal a Recimil en el pleno de Ferrol

Unanimidad de todos los partidos para destinar casi la mitad del superávit a mejoras en el barrio


Ferrol

Por una inusual unanimidad, que se repitió hasta en seis ocasiones, el pleno de Ferrol acordó destinar más de dos millones de euros del superávit municipal correspondiente al pasado año a Recimil. Supone casi la mitad de los cinco a que asciende la cuantía que no el Concello no gastó en el 2018 y que ahora que se incorpora a las cuentas de este año para financiar una relación de proyectos negociada entre los partidos, que tienen al barrio municipal como su principal protagonista. Servirá para financiar tres proyectos: la rehabilitación de las envolventes en dos bloques —del número 1 al 8 de la calle Betanzos y el 1 y el 2 de la calle Ares— y la renovación de la red de pluviales en plaza de España 23-28. Y que, resumió el concejal de Urbanismo y portavoz del gobierno, Julián Reina, «mellorarán a vida de 135 familias». Miembros de la asociación de vecinos de Recimil acudieron a la sesión y valoraron la inversión, aunque pidieron que a estos proyectos les sigan otros de mejora del interior de las viviendas y de reurbanización del entorno, así como mayor seguridad en el barrio.

Pese al contundente resultado de la votación, las críticas llovieron igualmente. Desde el BNG, formación que pidió públicamente el destino de esos fondos para Recimil, Iván Rivas defendió que es un barrio «crucial», que hay que ver como «un tesouro» y no como «unha carga». Y reprochó que en lugar de apostar por uno de los doce proyectos de rehabilitación interior de viviendas ya existentes el gobierno hubiese optado por un «multacar», un vehículo dotado con cámara para que la Policía Local vigile las infracciones al que se destinarán más de 42.000 euros.

La polémica del «multacar»

«Non é que o vaia defender, pero non é tan irracional cos efectivos que ten a policía e é algo que hai noutras cidades», apostilló el portavoz de Ferrol en Común, Jorge Suárez, que lo considera un apartado «anecdótico» dentro del paquete de inversiones financieramente sostenibles. Presumió de que bajo su gobierno se inició la intervención más importante en el barrio y de haber dejado redactados varios proyectos más: «Non é algo que xurdira de repente porque o BNG dixo que o tiña que haber (...) Se quere asumir ese rol de falso heroe, póñase a capa e a ver se pode voar», espetó. Y agradeció al ejecutivo de Ángel Mato que «continúe» ese trabajo en Recimil. Suárez criticó que el alcalde se ausentase unos minutos de la presidencia: «Sei que hai necesidades fisiolóxicas, pero hai momentos nos que hai que estar», espetó ante la estupefacción generalizada.

Por su parte, el grupo mayoritario de la corporación, el PP, acusó al gobierno local de carecer de proyecto de ciudad. José Manuel Rey Varela, su portavoz, recordó que buena parte de los proyectos figuraban ya en el anexo de inversiones de los presupuestos del 2018. «Y ahora vienen aquí como si tuviesen novedades, cuando ya disponían de crédito», apuntó. El líder popular censuró el retraso en llevar al pleno este punto —«han sido capaces de superar al señor Suárez», dijo—, la ausencia de cuentas de este año y también que no se hayan aprobado ordenanzas fiscales por cuarto año consecutivo. Y vaticinó que en este ejercicio se dejarán de invertir en la ciudad más de diez millones de euros.

Reina anunció que el gobierno local prevé acometer intervenciones en el interior de viviendas de Recimil. Y aseguró que los trabajadores municipales se comprometieron a que los expedientes de los proyectos estén listos antes del 31 de diciembre, una de las exigencias para poder pagarlos con el superávit. Su ejecución no podrá demorarse más allá del ejercicio 2020.

Mato levanta el reparo para que la banda de música pueda cobrar

El alcalde, Ángel Mato, anunció en el pleno que había levantado el reparo de Intervención para que los integrantes de la Banda Ferrolá de Música puedan cobrar sus sueldos, algo que no hacen desde mayo, y que denunciaron, junto a su situación laboral, ante los juzgados. La moción del PP pidiendo una solución fue aprobada por unanimidad, iniciativa en la que también se pedía que vuelva a celebrar el Concurso Internacional de Piano. El concejal de Cultura, Antonio Golpe, aseguró que se hará, pero señaló que está «alejado de la ciudadanía» y que la inversión que se realiza «no tiene retorno» en la ciudad «ni da visibilidad», por lo que apuesta por «reformularlo».

El pleno aprobó la creación del Consello Sectorial de Benestar Social, las bases para las subvenciones a entidades vecinales y las de actividades de dinamización del comercio, este último punto con la abstención del PP.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Empujón municipal a Recimil en el pleno de Ferrol