La voluntaria holandesa que ayuda a darle una nueva vida a la ropa

Demy Van den Bergh promueve talleres para decorar prendas y arreglar las que ya no sirvan


Ferrol / la voz

Ataviada con un jersey fabricado por ella misma, Demy Van den Bergh quiere aunar durante su estancia en Ferrol sus dos pasiones: la moda y la ecología. La voluntaria europea holandesa recaló en la urbe naval hace tres meses y desde entonces emprende iniciativas de moda en la Casa da Xuventude de Ferrol con las que busca promover su estilo de vida que lucha contra la fast fashion. «Siempre se puede hacer algo con una prenda de ropa para que le des un uso», defiende. Van den Bergh estudió moda en su país, Holanda y tenía claro que quería impulsar algún proyecto relacionado con su formación durante su voluntariado europeo que realiza en Ferrol al amparo de la organización juvenil Xeración.

Los lunes, en horario de 10.00 a 14.00 horas, cualquier interesado puede acercarse hasta la sede de la Casa da Xuventude en Ferrol -calle Almendra- para proponerle el reto de arreglar esa prenda de ropa que se mantiene en el armario pero ya no queda bien o que no gusta su estilo. «La mayoría de la gente que viene es joven, pero es normal porque se da a conocer por redes sociales», reconoce. ¿La última prenda que ha arreglado? «Un vestido», señala.

Además de este servicio de arreglo, que es gratuito, Van den Bergh promueve unos workshop para inspirar a que tú mismo te animes a diseñar la ropa. «Acabamos de hacer uno para pintar ropa tejana, pantalones sobre todo», señala. Y en la sesión afloró gran creatividad. «Seguiré con los arreglos semanales y me gustaría desarrollar más talleres en los que le gente se anime a ser creativa y se atreva a reciclar su ropa dándole su propio estilo», comenta.

Desfile y tienda

Ahora le gustaría impulsar también otras actividades de difusión de este tipo de moda. «Me gustaría poder organizar una pasarela», indica. Y también apunta a la posibilidad de promover algún mercado de ropa de segunda mano. De hecho, para los talleres de pintado de la ropa, si no dispones de ninguna prenda específica, propone que la adquieras en algún local de ropa usada.

«Me gusta mucho Ferrol, es una ciudad muy calmada»

Demy llegó a Ferrol hace tres meses y es su primera visita al norte de España

Demy llegó a Ferrol hace tres meses y es su primera visita al norte de España. «Nunca había estado en esta zona del país y la verdad es que me gusta mucho. El tiempo es algo diferente a lo que pensaba -bromea- pero me gusta la ciudad, es calmada», recalca. En cuanto al estilo que ha apreciado en los ferrolanos, cree que es muy «personal», lo que le gusta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La voluntaria holandesa que ayuda a darle una nueva vida a la ropa