El viento derriba el muro lateral del colegio Isaac Peral y obliga a retirar árboles caídos en la zona

El mar de fondo destruye parte del rompeolas de Barallobre y deja sin protección las embarcaciones


FERROL / LA VOZ

Los fuertes vientos de la pasada noche han provocado el derrumbamiento del muro lateral del cierre del CEIP Isaac Peral, en Ferrol, que se vallará provisionalmente hasta que Educación lo reconstruya.

Por otro lado, los Bomberos de Ferrol están retirando árboles tirados en Mugardos y el GES de Mugardos está apartando troncos en Fene. La Policía Local de Ferrol ha intervenido por unas vallas protectoras de contenedores caídas, en la calle Roi Xordo.

El domingo, el mar de fondo ha destrozado parte de la estructura del rompeolas del puerto de Barallobre, en Fene. Las olas han arrastrado varios tramos de la barrera de protección hasta la playa de Maniños y los marineros trabajaron toda la tarde para retirar las lanchas (unas a tierra y otras a los pantalanes de la parte de delante), en previsión de un empeoramiento de las condiciones del mar a partir de la medianoche. Como explica el patrón mayor de la cofradía, Jorge López, "rompieron los cabos de sujeción de algunas embarcaciones y algunas de las pasarelas pequeñas, y se rompió la popa de una lancha y el motor le quedó colgando". El remolcador Campomar, del servicio de Gardacostas, logró sujetar de manera provisional la instalación que preserva el embarcadero. Portos de Galicia ha enviado una empresa, pero el mal tiempo no les ha permitido trabajar. También se han desplazado hasta el muelle fenés la presidente de Portos de Galicia, Susana Lenguas, y el subdirector del Servizo de Gardacostas de Galicia, Lino Sexto. El patrón mayor recordó que ya se había avisado hace tiempo de que había una rotura en el rompeolas, pero estaba pendiente de reparar.  

El temporal de viento, con rachas que alcanzaron los 156 kilómetros por hora en el faro de Estaca de Bares, en Mañón, a las dos de la madrugada, provocó el derribo de árboles en varios puntos de la comarca, tiró farolas, toldos, vallas y postes de la luz. En Cedeira, un operativo conjunto de Policía Local y Protección Civil tuvo que acudir a San Isidro para retirar un árbol que atravesaba la vía e impedía la circulación. Algo similar ocurrió en A Acea y en el paseo marítimo, con ramas sueltas, y en el paseo de A Ribeira se desprendió la lámpara de una farola.

Los efectos del mal tiempo se observan en la senda litoral Costa Ártabra, con ramas y árboles tirados, algunos en torno a uno de los paneles informativos del itinerario. Y en el paseo de la Malata, al iniciar el ascenso hacia el Centro de Innovación y Servicios) de A Cabana, con un árbol de grandes dimensiones sobre el firme. El GES de Mugardos atendió numerosas llamadas durante la noche, con hasta tres árboles ocupando un tramo de 200 metros de una carretera y otro en la zona de Liñares, en Neda. También recibieron avisos por farolas caídas y tuvieron que apartar el toldo de un negocio que se había llevado el viento. En el kilómetro 1 de la vía AC-115 atendieron un accidente de tráfico, sin heridos de gravedad y con importantes daños materiales. Al lugar también se desplazaron agentes de la Guardia Civil y personal de Conservación de Carreteras. Recibieron, además, una alarma de incendio en la piscina de Ares y Mugardos, que resultó ser debido a un fallo del sistema.

La Policía Local de Fene se ha desplazado esta mañana a Sillobre por la caída de tendido eléctrico, en el Camiño de Covelo, y cable de telefonía, en el Camino do Bollo, y recibió varios avisos por ramas desprendidas sobre la vía pública. Los Bomberos del Eume se movilizaron de madrugada para asegurar el balcón de una vivienda de Pontedeume, por la caída de cristales de una ventana a la calle. Había quedado abierta o se abrió por el viento. Los Bomberos de Ferrol vivieron una noche sin apenas problemas, salvo alguna alerta por árboles derribados por el viento. Las cosas se complicaron durante el día, con varias salidas para apartar árboles, postes o cables, en Ferrol y también en Valdoviño.

El GES de Ortigueira atendió varias alertas, por un árbol caído en Barrosoto, chapas del edificio situado frente al cuartel de la Guardia Civil que salieron volando, contenedores y vallas. En la carretera que sube hacia la estación de tren de Ponte Mera, el viento derribó un árbol de grandes dimensiones y también se cayeron varios ejemplares en el cruce de Senra y O Ermo, también en Ortigueira; y en el desvío hacia Fornos, en Cariño. 

Desde el servicio de emergencias 112 avisaron, poco antes de las dos de la madrugada, a Protección Civil de Mañón por una manguera del tendido eléctrico que se había descolgado del poste.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El viento derriba el muro lateral del colegio Isaac Peral y obliga a retirar árboles caídos en la zona