Del barco a la cocina de tu casa

Las lonjas de Ferrol y Cariño ya realizan subastas «on-line», a través del programa Primare, de la Xunta, y esperan otra revolución, la venta directa al consumidor


CARIÑO / LA VOZ

Las subastas on-line de pescados y mariscos constituyen un escalón previo a la gran revolución de las ventas, la que posibilitará «que el consumidor final compre directamente al barco», como apunta el patrón mayor del pósito de Cariño, Javier Pita. Esta lonja y la de Ferrol, gestionadas por sus respectivas cofradías, participan en el programa Primare, impulsado por Amtega (la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia) en colaboración las consellerías de Mar y Medio Rural.

A través de este proyecto disponen de una plataforma «que integra os sistemas de xestión, comercialización e emisión de notas de venda». A los pósitos les permite «obter información de xeito automático da identificación, clasificación e pesada das capturas descargadas nas rulas para a súa poxa». Además de facilitarles la tramitación de la contabilidad, la facturación, el pago de impuestos o la gestión social de la entidad, como explican desde la Consellería do Mar.

Pujas desde el teléfono móvil

En ambas lonjas está operativo el sistema de subastas on-line, a través de una aplicación instalada en el teléfono móvil. «Pódese poxar tamén en diferentes centros de primeira venda ao mesmo tempo por parte de compradores presenciais e non presenciais», indican. Las cofradías de Barallobre (Fene) y Mugardos podrían sumarse en breve a esta iniciativa, que supone la modernización de los procesos de comercialización de los productos pesqueros y marisqueros.

Las cofradías de Barallobre y Mugardos podrían sumarse en breve a las pujas virtuales

«Nuestros compradores ya pueden operar con el teléfono en la mano, basta con un nombre de usuario y una clave -indica la patrona mayor del pósito ferrolano, Isabel Maroño-, pero la idea es que cualquier mayorista pueda darse de alta». En la lonja de Ferrol el cambio ha sido radical. Han tenido que adaptarse al paso de la pujas tradicionales -«con papel y bolígrafo», como resume Maroño- a las pantallas electrónicas y, casi al mismo tiempo, a las subastas on-line.

Sin intermediarios

El presidente del pósito cariñés espera ansioso un futuro que, mantiene, «ya es presente». «En este momento, aparte de la subasta digital para mayoristas, que ya está en marcha, trabajamos en un proyecto para la venta on-line directamente al público, a través de una comercializadora en la que participa también la cofradía». «La idea -desgrana- es que cualquier persona, desde cualquier punto de España o incluso del extranjero, pueda comprar directamente nuestros productos y recibirlos en su domicilio. Los propios pescadores seremos los que vendamos al consumidor, sin intermediarios».

Pita destaca que el consumidor final podrá recibir su encargo y conocer la trazabilidad del producto (todo el proceso, desde la captura hasta la recepción): «Sabrá quién lo ha pescado, dónde y cómo, e incluso podrá ver un vídeo de un percebeiro cogiendo percebe... Es algo novedoso, que no existe, y que supondrá una mejora grande en el precio y, sobre todo, en la calidad».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del barco a la cocina de tu casa