La Bien Querida: «En las canciones no hay censura, dices lo que quieres»

El amor, de su fase eufórica a su lado amargo, conduce el nuevo disco de la artista, que actúa mañana en el Festeiro de Ferrol


Hay algo de película romántica con final agridulce en el nuevo disco de La Bien Querida. Brujería, que se edita hoy, es un álbum que relata la evolución del amor de una pareja en todas sus fases. La novedad ahora es la estructura. «En casi todos mis discos hago un poco lo mismo, si te fijas. Pero esta vez quería crear una historia alrededor del disco», dice Ana Fernández Villaverde. Mañana estará junto a Superglú, Tachenko y Airbag en el Festeiro.

­-¿Y por qué lanzarse a un disco conceptual sobre algo tan explotado en la música pop como el amor?

-Pues básicamente por no aburrirme [risas]. El anterior disco recopilaba canciones, sin un sentido conceptual. Ahora quería retomar esa idea.

­-Siempre destacó por no esconderse en las metáforas. En este disco parece haberlo llevado más allá: se entiende todo a la primera.

-Supongo que se entiende, pero luego cada uno lleva las canciones a su vida y las canciones tienen muchos rincones. Me he encontrado con gente que me dice que una canción mía va por un lado que, en realidad, no tiene nada que ver. Y eso que canto claro.

­-Al principio del disco está «Te quiero», en la que, por momentos, se limita a decir esas dos palabras en bucle.

-Sí, esa canción resulta hasta un poco pornográfica, por lo bestia y lo exagerada que es. Se dicen esas palabras de un modo muy abierto.

­-¿Puede ser incluso un poco incómoda al oyente, viéndose reflejada en ella?

-Sí, porque al final a todos nos gustaría ser como superespeciales, pero todos nos parecemos más de lo que quisiéramos. A todos nos ocurren cosas parecidas. En el amor todos nos hemos enamorado, nos hemos desenamorado. Nos ha entrado el miedo, la confusión y todas las cosas de las que hablo en el disco.

­-Decía una vez Isabel Cea, la bajista de Triángulo de Amor Bizarro, que no le gustaba como se solía tratar el amor en el pop. Se idealiza mucho y luego hay gente que se decepciona. ¿Qué piensa?

-Es cierto. Una cosa son las canciones y otra la vida real. En las canciones no hay censura: puedes decir lo que quieras. Pero es cierto que en el pop se sublima el amor. En una sociedad más sana deberíamos romper eso y no idealizar tanto el amor romántico. Eso está claro.

­-¿No cree que las canciones a veces son simples exageraciones de la vida?

-Sí, hay veces que estás a tope y arriba del todo, pero la vida no puede ser siempre así. Acabarías extasiado y con una ansiedad terrible. Pero yo escribo desde ese momento álgido del amor.

­-En un momento canta: «Nos besábamos como en las películas, nos queríamos como en las canciones». Parece poner el tope amatorio precisamente en el pop.

-Esa frase es del poeta Luis Alberto de Cuenca, que soy muy fan de él y quería meterla. Me encanta. Explica un poco de qué van mis canciones.

­-Hay una sensación muy cinematográfica en el disco. ¿La buscaba?

-Sí, he querido que los arreglos lo fueran. El diseño sonoro, que lo ha hecho René, busca eso: que los sonidos los envuelvan con un toque mágico y misterioso. La idea va por ahí totalmente. Quería que las canciones emocionasen un montón, porque tienen sentimientos muy a flor de piel. Y que los instrumentos hicieran crecer todo eso, que te dejen sin aire.

­-Es curioso, porque interpreta los temas de modo lineal. Canta cosas muy apasionadas pero sin apenas pasión.

-Es que yo canto así, es mi forma de cantar. Me gustaría hacerlo diferente.

­-¡Qué va! Es una marca de la casa. La Bien Querida tiene que cantar así.

-Es que me gusta el contraste entre mi forma de cantar tan plana y los arreglos exuberantes. Yo quería mezclar eso.

­-El disco incluye un montón de colaboradores, entre ellos J (Los Planetas), que repite. ¿Es su alma gemela musical?

-Es muy amigo y creo que su voz y la mía juntas quedan muy guay. Por eso lo meto, pero sobre todo porque es muy amigo. Y luego está Diego Ibáñez, de Carolina Durante, en ¿Qué? Es una colaboración espectacular.

­-En el vídeo de este sale de bruja, hay mucho humor.

-En la vida hay que tener sentido común, pero también mucho sentido del humor.

Ferrol campus de Esteiro (UDC)

A partir de las 21.30 horasentrada libre

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Bien Querida: «En las canciones no hay censura, dices lo que quieres»