Por orden

Manuel Couce DESDE LA ALAMEDA

FERROL CIUDAD

15 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Una de las prioridades que señaló nuestro alcalde en su gestión es retomar las negociaciones con el Ministerio de Defensa sobre sus propiedades, unas abandonadas como el Sánchez de Aguilera, y otras que son un estorbo para la ciudad, como el Murallón. Sobre ello hace más de dos lustros se iniciaron conversaciones que dieron frutos importantes para la ciudad. En el Hospital de Marina, hoy está allí el Campus Universitario, una parte del murallón (Astillero y Cantón), fue sustituida por una verja y en el Cuartel de Sánchez de Aguilera se cedió la casa del Coronel para el Museo de Historia Natural. Por aquel entonces era Ministro Narcís Serra, que entendió hacer un buen servicio Ferrol, y así me lo manifestó.

Pero ahí se refrenó una aspiración que estaba siendo bien acogida, y los sucesivos políticos locales se enredaron con retórica pirotécnica, unos creían que las instalaciones en desuso deberían ser donadas a la ciudad, y otros no abordaron la situación con verdadero interés ferrolano.

Ahora parece que estos dos proyectos, entre otros, van a ser retomados con el estamento militar, y hay muchos motivos para acabar con la actual situación, aunque entre políticos sabemos que no basta con tener razón, sino que te la den, y por lo que se conoce con Defensa cuando se abre una negociación seria y razonada, suele dar la razón a Ferrol.