La comarca sigue vaciándose

Ferrol, Cedeira y Ortigueira encabezan el ránking de los municipios de la zona que perdieron más población a lo largo del pasado año


Ferrol

No hay remontada. Ferrol perdió dos vecinos al día a lo largo del año 2018. Así al menos lo establece el Instituto Nacional de Estadística (INE). El avance de las cifras de población que el organismo, adscrito al Ministerio de Economía, hará oficiales en diciembre supone un nuevo jarro de agua fría para la ciudad naval. Aunque la herida demográfica sangra en la práctica totalidad de los municipios de la comarca. Ninguno de los grandes esquiva la tendencia a la baja y en alguno de los pequeños, la situación se vuelve desesperada.

De confirmarse la propuesta remitida a los ayuntamientos por el INE durante el mes de abril, Ferrolterra, Eume y Ortegal habrían perdido en los 365 días que separan la jornada de Año Nuevo de la Nochevieja de 2018 más de 1.500 moradores. El farolillo rojo corresponde, una vez más, a Ferrol, que se habría dejado por el camino nada menos que 734 residentes. Le siguen Cedeira y Ortigueira que, a pesar de tratarse municipios pequeños, perderían 154 y 137 vecinos respectivamente.

Las tres localidades firman sus peores marcas. Ferrol se queda al borde del precipicio de los 66.000 habitantes -la cifra propuesta es de 66.065 ferrolanos y el Concello no presentó alegaciones-, Cedeira se tiene que conformar con 6.640, y el municipio cabecera del Ortegal, que tras la independencia de Cariño sumaba 10.421 habitantes, con apenas 5.671. Es decir, habría dicho adiós al 45 % de sus efectivos. Igualmente espectacular es la caída de Ferrol. La ciudad naval perdió desde el año 1981 más de una cuarta parte de su población. En cifras redondas, 25.700 vecinos.

Las sucesivas reconversiones del naval habrían propiciado el declive. Y el éxodo de las generaciones más jóvenes en busca de oportunidades habría contribuido al envejecimiento de su población. Así, 2018 fue el año en el que se registraron menos nacimientos y más muertes del último medio siglo en Ferrol. La excesiva dependencia del naval también ha marcado la evolución de Fene, que vuelve a cifras anteriores a los años ochenta, bajando de los 13.000 habitantes. Tras perder 69 habitantes el pasado ejercicio, se queda con 12.944.

Tampoco Narón esquiva la bajada. La octava ciudad de Galicia, que creció gracias a los buenos precios de la vivienda y al despegue de Río do Pozo mientras se vaciaba Ferrol, sigue alejándose de los célebres 40.000 habitantes -una cifra efímera que es historia- y firma su quinta bajada consecutiva. Con todo, su situación es de las menos malas de la comarca. Habría perdido tan solo 39 moradores -el ejecutivo de Marián Ferreiro no está conforme con esta cifra y ha presentado 21 alegaciones- sumando 39.076 vecinos. Con esto amarra su posición, y se queda a 489 de su mejor marca, la del año 2015.

Bajada general

En lo referente a las villas, también bajan Pontedeume -anota 7.777 vecinos, tras perder 107 moradores-, Valdoviño, y Neda, que pasa de 5.112 a 5.074, a pesar de los esfuerzos por revertir la tendencia (ayudas de natalidad y más servicios). Bajar de los 5.000 habitantes supondría perder un importante volumen de ingresos públicos. Cabanas, que era uno de los contados municipios que subía a 1 de enero de 2018, perdió a lo largo de ese año 37 vecinos. Otras localidades como San Sadurniño se mantienen (pierde seis). Y en principio, de la lista negra solo escaparía Ares al que, según apunta su regidor, el INE le reconoce 5.731 vecinos, 60 más que hace un año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La comarca sigue vaciándose