La herencia que preocupa a Mato

La situación de la empresa de aguas, la falta de personal en el Concello y las decenas de servicios sin contrato dificultan al gobierno el arranque del mandato


Ferrol

En minoría y con preocupación. Así ha comenzado la alcaldía para Ángel Mato, transcurridos poco más de dos meses de su investidura. A las dificultades inherentes a la puesta en marcha del gobierno y el arranque de cualquier mandato, se suman problemas heredados del gobierno anterior, que amenazan con complicar la gestión de los próximos cuatro años.

El alcalde de Ferrol admite que en estas semanas se ha topado con varios asuntos «preocupantes» desde su llegada al sillón. El primero es la delicada situación de la empresa mixta Emafesa -compuesta al 51 % por el Concello y en un 49 % por Socamex, filial de aguas de Urbaser, y de la que Mato, como regidor, es su presidente-, con graves problemas económicos, especialmente tras la suspensión del cobro de la tasa de saneamiento en el mandato anterior. Se considera que se han dado pasos que no se debería, lo que ha acabado por romper, sostiene el gobierno local, la seguridad jurídica en la relación con Emafesa.

El restablecimiento del cobro por la tasa no ha conseguido solventar la situación. Y además, el gobierno de Mato debe hacer frente también a las demandas de la plataforma por la remunicipalización, que hizo un llamamiento al impago del primer recibo emitido tras el levantamiento de la suspensión, al corresponder, defienden, a un período en el que no se depuraba.

De puertas adentro, el ejecutivo de Mato se ha encontrado en el propio Ayuntamiento con más dificultades. La situación de carencia de personal se considera «acuciante», con más de 90 plazas vacantes, lo que dificulta la gestión y el desarrollo de los proyectos. Y además, se estima que ascienden a mucho más de medio centenar los servicios sin contrato de los que hablaba Mato a principios de julio, cifrándolos ahora en torno a setenta los contratos sin formalizar.

Proyectos paralizados

Todo, sumado a la paralización de importantes proyectos como el convenio de Defensa, por el que el ministerio estaba dispuesto a ceder una decena de propiedades desafectadas al Ayuntamiento, y que el gobierno de Jorge Suárez mantuvo bloqueado durante los últimos cuatro años.

El alcalde aguarda solucionar alguno de estos asuntos «razonablemente pronto», pero otros, por su complejidad, requerirán mayor esfuerzo y también más tiempo.

Ángel Mato eludió valorar la herencia dejada por el gobierno de Ferrol en Común. Aseguró que prefiere «trabajar y centrarse en las cuestiones que hay que sacar adelante en lugar de entrar en polémicas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La herencia que preocupa a Mato