C. L.
Ferrol

La particular geografía de la costa de la comarca de Ferrolterra y las características de sus aguas hacen que sea un lugar idóneo para surfear en cualquier mes del año. Por ello, cada vez son más los surfistas, locales y extranjeros, que se acercan a las playas ferrolanas para disfrutar de este deporte. Mientras que hace 15 años solamente había una escuela de surf en la playa de Doniños, este verano se puede elegir entre más de siete escuelas.

Una de ellas es Valdo Surf School, que ofrece clases durante todo el año. Cuentan con unos 20 monitores que dan clases en las playas de Valdoviño y Doniños. Su responsable, Brais González, afirma que la práctica de este deporte ha crecido exponencialmente: «Ahora hay muchas escuelas y todas funcionan bien, tienen muchos alumnos. Nosotros solemos tener a más de 40 al día en verano». Trabajan principalmente en la playa de Doniños, y no son los únicos. Desde junio hasta septiembre, más de 70 alumnos de diferentes escuelas acuden cada día a esta playa para disfrutar del mar, sobre todo por las mañanas. «Lo más usual es que solo tengamos un turno de mañana en Doniños, para aprovechar la marea baja y las horas más tranquilas», explica Brais González. Entre sus alumnos hay personas de todas las edades a partir de los seis años. «Puede probarlo cualquier persona que sepa nadar y tenga ganas», afirma el monitor Iván Manso. Uno de sus alumnos es Javier García, que actualmente vive en Alemania y pasa los veranos en Ferrol. Decidió apuntarse a un curso de cinco días con su hijo y su sobrina: «Es muy difícil aprender por tu cuenta, las clases son muy útiles y vale la pena».

En general, todas las escuelas ofrecen sesiones de dos horas y las tarifas oscilan entre los 25 y los 60 euros por clase. Según los monitores de Valdo Surf School, lo más común es que cada alumno coja un bono semanal, que cuesta unos 100 euros aproximadamente y les permite adquirir las nociones básicas.

Un día en la escuela empieza con una sesión de calentamiento y, a continuación, aprenden a utilizar la tabla y a ponerse de pie en ella en la arena. Después de entender cuál es el estado del mar y por dónde van a entrar, los alumnos reciben lecciones de seguridad: «Desde que nos ponemos el traje tenemos que comportarnos como profesionales y estar concentrados en esto», les recuerda Iván Manso.

Uno de los problemas surgidos de esta gran demanda es la falta de monitores con titulación homologada para cubrir los puestos de trabajo en verano. «Queremos ofrecer clases de calidad, con monitores titulados y con experiencia», explica Brais González. En los meses de frío, una de las preocupaciones de las escuelas es que no pueden ofrecer duchas con agua caliente ni vestuarios en la playa de Doniños para sus alumnos. «Hay muchos niños y adultos que vienen los fines de semana de invierno y tienen que ducharse en sus casas», lamentan desde Valdo Surf School.

Más de 70 alumnos de diferentes escuelas acuden cada día a la playa de Doniños

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El negocio del surf sigue creciendo en Ferrol