El problema de fondo está en la quiebra de la promotora de las viviendas


El problema de fondo de la Urbanización Ciudad Jardín, del que se arrastran todos los demás, es la quiebra de la promotora, que derivó en que las viviendas que no se vendieron estén ahora en manos de la Sareb, el conocido como «banco malo». La empresa tenía, además, una deuda con el Concello de Ferrol por el impago de tasas e impuestos, y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia falló a favor de la administración local en el embargo de 34 viviendas de la urbanización, pero la sentencia sigue sin ejecutarse.

El Concello se había personado en el procedimiento de ejecución de la quiebra para hacer valer su preferencia de cobro, que le fue reconocida por el juzgado, por lo que el primer dinero que se recaude por la venta de viviendas irá a parar a las arcas municipales de Ferrol, en compensación por las 34 viviendas que tenía embargadas. Pero ocurre que la Sareb, que posee las hipotecas, aunque la propiedad sigue siendo de Coinasa, no saca a subastas las viviendas y no se prevé que lo vaya a hacer a corto plazo, porque tendría que reintegrar el dinero recaudado al Concello y porque, de momento, no es factible que haya compradores interesados.

Coinasa, la promotora que está detrás de Proxectos Ciudad Jardín, SL, se había declarado en quiebra cuando a la urbanización le faltaba poco por acabar. Dejó pendiente una deuda de 1,2 millones con la hacienda local, que se corresponden con el 10 % del aprovechamiento urbanístico municipal y la parte proporcional del colector de residuos que la firma tenía que costear.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El problema de fondo está en la quiebra de la promotora de las viviendas