El fin del Chilreu, postergado otro mes

La empresa adjudicataria de la subasta para el desguace del antiguo patrullero de la Armada prevé disponer del buque en sus instalaciones durante septiembre


Ferrol

La última travesía del Chilreu tendrá aún que esperar. El antiguo patrullero de la Armada, adjudicado en subasta a la empresa asturiana DDR Vessels para su desguace, permanece amarrado en uno de los muelles de la base de A Graña mientras aguarda su traslado a la planta de tratamiento de El Musel (Gijón).

Las previsiones iniciales de la compañía contemplaban el remolque del buque a finales del pasado mes de julio. No obstante, fuentes de la empresa indican que ahora se fija el traslado para el mes de septiembre, aunque sin fecha exacta para la recepción del barco en las instalaciones de la industria asturiana.

Ocho semanas

El desmantelamiento del buque se realizará por fases y, una vez iniciado, se dilatará durante unas ocho semanas.

La obra inicial se desarrollará con el barco a flote y consistirá en la eliminación de la estructura superior. Ya en seco, se acometerá la separación y tratamiento de los elementos que componen el casco y la quilla, así como los líquidos contaminantes.

La empresa, que desembolsó 63.875 euros por la compra del Chilreu, estima que recuperará unos 967.000 kilos de hierro y acero; 10.000 kilos de cobre y bronce y 5.000 de aluminio. El destino de esos materiales será de nuevo la cadena de producción, en acerías y grandes hornos.

Volverá así a las factorías la materia que en 1988 dio forma al Pescalonso, nombre original del buque, concebido como arrastrero hasta que en 1992 el Gobierno lo adquirió para tareas de vigilancia y apoyo a la flota.

Su baja como unidad de la Armada se ofició en el 2012 en el Arsenal Militar de Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fin del Chilreu, postergado otro mes