Santiago, la ciudad que más recicla

Los compostelanos presentaron las mejores cifras por habitante en el año 2018, tanto en recogida selectiva de vidrio como en cartón, papel y envases ligeros


Santiago / la voz

Galicia recicla cada vez más, pero los compostelanos lo hacen en mayor medida. Cada gallego llevó al contenedor azul el pasado año 14,1 kilos de papel y cartón y al amarillo 11,7 kilogramos de envases. En el caso de Santiago fueron 22,6 kilogramos para el contenedor azul y 17,2 para el amarillo. Los datos, de Ecoembes y Ecovidrio, reflejan que de las siete principales ciudades, las mejores cifras son las de Compostela. Y lo son tanto en envases y bricks como en papel y vidrio. En los tres contenedores la tasa de kilos recogidos por habitante es la mayor de las siete urbes, y con diferencias significativas.

En el caso de los envases ligeros, y aunque no hay datos de A Coruña, el mayor índice de recogida es el de Santiago, seguido de Ferrol, mientras que a la cola se sitúa Pontevedra. Los vecinos de la capital gallega también son los que llevan más kilos de cartón y papeles al contenedor azul, casi 23. Le sigue A Coruña, con 19,3 en el 2018, mientras que a la cola se sitúa Lugo. En el reciclaje del vidrio, en este caso gestionado por Ecovidrio, Compostela vuelve a estar a la cabeza, con 21,39 kilos de media al año por habitante. Le siguen Ourense y A Coruña, ambas con 15,03, mientras que a la cola vuelve a estar Lugo, que no llega a los diez kilogramos.

El reciclaje depende en gran medida de que los vecinos tengan contenedores adecuados y próximos a su vivienda. No obstante la dotación en las ciudades es alta y se adapta a la población. Por ejemplo, según las estadísticas de Ecovidrio, en A Coruña y Vigo los contenedores verdes superan los 650, mientras que en Ferrol, la menos poblada de las siete urbes, son 254. En el caso del cartón y papel hay más diferencias entre Vigo y Coruña, ya que hay casi 900 contenedores azules en la ciudad olívica y menos de 680 en la herculina. Santiago cuenta con 425 para vidrio, 352 para papel y 565 para envases ligeros.

La concejala de Políticas Sociais compostelana, Mila Castro, achaca estos buenos datos de la ciudad a la toma de conciencia y a una mayor responsabilidad por parte de los vecinos y también de los comerciantes y hosteleros: «Nas casas cada vez máis faise un separado dos diferentes tipos de residuos para depositalos no contedor que lles corresponde. As campañas de concienciación feitas dende hai anos calan cada día máis na veciñanza. Nada tería sido posible sen a súa toma de conciencia e a súa colaboración», explica.

De cara a mantener estas buenas tasas e incluso para mejorarlas es importante que en los nuevos pliegos de recogida se explicite una mayor dotación y renovación de contenedores, que unido a mantener las campañas de concienciación «darán como froito aínda mellores resultados. A saúde do medio ambiente está en xogo, e temos que procurar que os nosos fillos e fillas e os nosos netos adquiran esta filosofía de coidado do noso planeta», apunta la nueva responsable de este servicio en Raxoi.

Una de las medidas que ha tenido buena receptividad es, por ejemplo, la recogida de vidrio puerta a puerta en los locales de hostelería, una iniciativa que funciona en las siete ciudades gallegas en colaboración con los concellos. Castro apuesta por seguir con campañas y jornadas de divulgación para continuar en la senda de mejorar la recogida selectiva en Compostela.

Uno de cada tres residuos del contenedor amarillo está mal separado

Santiago está a la cabeza de las ciudades gallegas en reciclaje pero tiene una asignatura pendiente, la errónea separación de residuos. Y es que es la urbe que más porcentaje de impropios acumula, casi uno de cada tres, en concreto el 31,9 % del contenedor amarillo. Vigo solo recicla 9,8 kilos por habitante y año pero tiene un porcentaje de residuos tirados erróneamente en el depósito amarillo de solo el 16,1 %.

Teo, a la cabeza en la comarca

En los municipios próximos a Santiago hay uno que presenta mejores cifras que Compostela, al menos en el reciclaje del contenedor amarillo, Teo. Las estadísticas de Ecoembes reflejan que en el 2018 se recogieron casi 19 kilos por habitante de envases ligeros, de metal y bricks, pero con un porcentaje de impropios muy elevado, más del 42 %. También en papel y cartón presenta una buena estadística, aunque no llega a los niveles de Santiago. El que presenta la tasa más baja es Val do Dubra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Santiago, la ciudad que más recicla