El Concello instala el primer radar fijo de tráfico que tendrá la ciudad

Está situado en el Acceso Norte y existe la previsión de controlar también otras vías


Ferrol

Personal especializado procedía ayer a instalar la maquinaria del primer radar fijo con que contará el municipio de Ferrol, cuya estructura externa ya llevaba unos días colocada, para sorpresa y susto de algunos conductores, por la sospecha de que ya pudiera estar operativo. El equipo está situado en el Acceso Norte, concretamente en el kilómetro 1 de la FE-15, a la altura del desvío hacia la zona de A Malata.

La instalación de un radar fijo en ese punto, en el que se producen accidentes de tráfico con mucha frecuencia, había sido solicitada en diciembre del año pasado al titular de la vía, el Ministerio de Fomento. Y se eligió esa zona por ser una de las que registran una mayor siniestralidad vinculada a factores como la velocidad, con aparatosos vuelcos o salidas de vía, según se informa desde la Policía Local de Ferrol.

Una vez instalado el equipo, la puesta en funcionamiento del nuevo sistema de control del tráfico está pendiente de su conexión, por vía digital, con la central que gestiona la tramitación de las multas de tráfico, que está ubicada en el cuartel de San Xoán.

Es el primer radar fijo en la ciudad pero puede no ser el último, ya que existe el proyecto de instalar alguno más en otras zonas en las que la siniestralidad también es alta. Entre las opciones que se barajan figura la avenida de Esteiro y la zona de Caranza, si bien es una decisión que tendrá que adoptar el gobierno socialista de Ángel Mato, porque la instalación del que se prevé que en breve entre en funcionamiento en el Acceso Norte ya había sido solicitada por el equipo de Jorge Suárez.

Refuerzo de la señalización

El Concello de Ferrol ha requerido también al Ministerio de Fomento que refuerce la señalización horizontal de todo ese tramo de la FE-15. En la actualidad existe una única señal antes de la curva, que limita la velocidad a 50 kilómetros por hora, y no existe ninguna más hasta la salida en el puerto, pero todo el tramo sigue estando regulado, aunque muchos conductores no son conscientes de ello o no respetan la indicación.

Según la información facilitada por el jefe de la Policía Local, José Antonio Chao, el ministerio ya acometió mejoras de seguridad en el tramo de la primera curva, en el que se instaló una barrera de protección que ha logrado reducir la siniestralidad.

La Policía Local de Ferrol cuenta, asimismo, con dos radares móviles que se utilizan en campañas específicas o cuando hay disponibilidad de personal, pero siempre «con carácter preventivo». Y es que, según José Antonio Chao, algunos conductores solo reaccionan ante la posibilidad de ser sancionados. De hecho, aseguró que «la simple carcasa del radar fijo, que lleva unos días instalada, ya ha producido el efecto que nosotros esperamos», porque la gente circula a menos velocidad, por el temor a que ya esté operativo.

La presencia de la carcasa ya logró que los conductores reduzcan la velocidad

El accionamiento del equipo está pendiente de la conexión con la central de multas

«Nuestra idea es recaudar vidas, no hay ningún afán económico»

Carmela López

El jefe de la Policía Local, José Antonio Chao, asegura que el principal objetivo de estos sistemas de control de la velocidad en los viales del municipio de Ferrol es «calmar el tráfico». Y es que en determinadas vías, como el Acceso Norte, la avenida de Esteiro y la carretera de Caranza, los agentes detectan que algunos conductores circulan a velocidades excesivas, que derivan en accidentes. «Nuestra idea es recaudar vidas; no hay ningún afán económico», apunta el jefe policial, añadiendo que para ello se está realizando un gran esfuerzo en la implantación de medios técnicos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Concello instala el primer radar fijo de tráfico que tendrá la ciudad