Solidaridad en la recepción del hotel

Siete alojamientos de la comarca se han adherido a una campaña de la Asociación Sociocultural de Minusválidos (ASCM) para captar fondos y crear conciencia sobre turismo accesible

Paula Gárate, presidenta de la ASCM (tercera por la izquierda) junto a trabajadores de la asociación y responsables del Parador de Turismo, El Suizo, Chips y La Roldana
Paula Gárate, presidenta de la ASCM (tercera por la izquierda) junto a trabajadores de la asociación y responsables del Parador de Turismo, El Suizo, Chips y La Roldana

ferrol / la voz

La idea surgió hace apenas cuatro meses, cuando la Asociación Sociocultural de Minusválidos (ASCM) quiso organizar un viaje en grupo a León. «Éramos unas treinta personas, seis de ellas en sillas ruedas y en todo León fue imposible encontrar un hotel que tuviese seis habitaciones con cuarto de baño adaptado, así que no nos quedó más remedio que suspender el viaje», rememora Teresa Romero, técnica de proyectos de la ASCM.

Tras aquella experiencia, los responsables de la asociación llegaron a la conclusión de que tenían que estrechar sus lazos con el sector hostelero, y no solo para «tirarles de las orejas» en aquello que se puede mejorar -como decía ayer la presidenta de la ASCM, Paula Gárate-, sino también para aumentar su implicación con el colectivo y «poner en valor» todo lo que ya hacen a su favor. Fue así como nació la campaña Europlus: la cara más solidaria de tu moneda, a través de la cual siete establecimientos de la comarca acaban de ofrecer sus recepciones para la instalación de unas huchas «solidarias» en las que los clientes que lo deseen podrán hacer sus donativos. Cada trimestre se hará balance de la recaudación obtenida, que se destinará a las distintas actividades que desarrolla la ASCM a favor de la inclusión social de las personas con diversidad funcional.

Los alojamientos que ya se han involucrado en esta campaña son el Parador de Turismo, el Hotel Silva y El Hotel Suizo, de Ferrol: el Chips, La Roldana y el Kensington, de Narón; y el Fragas do Eume de A Capela, aunque la ASCM mantiene abierta la adhesión a la iniciativa, que se prolongará a lo largo de un año.

Según explicó Paula Garate este martes durante la presentación de la campaña, la iniciativa se presenta como una forma de crear sinergias entre el sector hostelero y la entidad, así como un primer paso para avanzar hacia un «turismo accesible».

En este sentido, la presidenta de la ASCM recalcó la necesidad de crear «sensibilidad» y de que los establecimientos hosteleros tomen conciencia sobre las necesidades específicas de las personas con diversidad funcional. «El problema es que ley no es muy exigente en este aspecto», apuntó Garate, quien en lo referente a accesibilidad otorga al sector un aprobado «con un 5 raspado» a nivel nacional. En cambio, la presidenta de la ASCM fue menos benevolente con las playas de Ferrol, a las que dio un «suspenso» porque, según dijo, ninguna de ellas cuenta con rampas que lleguen hasta el agua.

Además, Gárate aseguró que ni la playa de Caranza ni la de A Graña están realmente adaptadas, aunque se vendan así por parte de la clase política, y reclamó la accesibilidad de todos los arenales. «Todo el mundo debería tener derecho a desplazarse por la playa, sea esta más o menos salvaje», dijo Gárate en alusión a la reivindicación de que las personas con diversidad funcional puedan disfrutar también de arenales no urbanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Solidaridad en la recepción del hotel