La reforma de Armas obliga a variar el estacionamiento en la zona centro

Las calles Tierra y Rubalcava se reservan para carga y descarga, policía y servicios


Ferrol

La reforma de la plaza de Armas obliga a modificar el estacionamiento en las vías adyacentes. No se trata de una medida puntual motivada por las obras que se están ejecutando, sino que tiene carácter permanente, ya que la nueva estructura de la plaza tiene una mayor amplitud de la que poseía hasta ahora.

El Concello de Ferrol, siguiendo una reordenación de los espacios de aparcamiento diseñada por la Policía Local, ya inició ayer la colocación de las nuevas señales en las zonas que previamente se habían vallado.

Y es que con la reforma de Armas desaparecen las dos zonas situadas a ambos lados del palacio municipal que estaban reservadas para los coches patrulla de la Policía Local en la calle de la Tierra y a los vehículos de servicios del Concello y plazas para personas de movilidad reducida en Rubalcava.

Los cambios programados pretenden recuperar, asimismo, las zonas de carga y descarga que se perdieron con la peatonalización de la manzana de la calle Real que linda con la plaza de Armas y también las que estaban ubicadas en la esquina de Magdalena con Rubalcava.

Según la información facilitada por el jefe de la Policía Local, José Antonio Chao, las modificaciones afectan a las calles Tierra y Rubalcava, en el tramo comprendido entre María y Magdalena. Así, la calle Tierra mantendrá la carga y descarga existente entre Sol y María, las plazas reservadas a personas de movilidad reducida de la manzana siguiente y la parada de taxis, pero el tramo de estacionamiento libre que había entre Real y Magdalena pasa a ser zona de carga y descarga.

Por su parte, la última manzana, que confluye en la calle de la Iglesia, conserva la reserva de una plaza para el servicio del edificio de Intendencia militar, en horario de siete de la mañana a ocho de la tarde, los días laborables.

Por lo que respecta a la calle Rubalcava, la manzana entre Iglesia y Magdalena se mantiene para el estacionamiento libre; la segunda, hasta Real, se convierte en zona reservada para carga y descarga. Por su parte, el tramo entre Real y Galiano se acota como zona reservada para los vehículos de servicios del Concello, según consta en la señalización; mientras que entre Galiano y María se destina a plazas para personas de movilidad reducida y al área de seguridad municipal, en concreto los vehículos de la Policía Local y de los bomberos municipales.

En resumen, la reorganización motivada por la reforma de la plaza de Armas implica la desaparición del estacionamiento libre en algo más de tres manzanas de calles en el centro de la ciudad, que se vienen a sumar a las calles Pardo Bajo y un tramo de María, recientemente peatonalizadas para permitir la instalación de terrazas de los locales de hostelería.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La reforma de Armas obliga a variar el estacionamiento en la zona centro