Una ceremonia protocolaria, pero con sentimiento

Sesión de investidura del socialista Ángel Mato como alcalde de Ferrol


Ferrol

La sesión de investidura del socialista Ángel Mato como alcalde de Ferrol se caracterizó por un escrupuloso protocolo, que ya comenzó en la puerta de acceso al Concello por la parte trasera, ya que la principal está inhabilitada por las obras de reforma de la plaza de Armas. Varias azafatas se encargaron de identificar a los asistentes, incluida la prensa que a diario cubre la información municipal, haciéndoles entrega de una tarjeta, con la que se disponía el lugar que tenía que ocupar cada cual. No hubo grandes colas de público y las primeras en formar fila fueron varias amigas de Mayte Deus, la número dos de la lista socialista, que se desplazaron desde A Coruña para acompañarla en su toma de posesión como concejala.

Como viene siendo habitual, los familiares e invitados de los concejales presenciaron la ceremonia de constitución de la nueva corporación en el salón de plenos, mientras que el público, más bien escaso, la siguió desde el de recepciones, a través de unas pantallas gigantes.

El nuevo regidor estuvo arropado por su esposa y sus dos hijos -un niño y una adolescente a la que se le llenaron los ojos de lágrimas al ver a su padre con el bastón de mando de la ciudad-, así como por dos exalcaldes socialistas, Manuel Couce Pereiro y Vicente Irisarri, y por Amable Dopico, expresidente de la Autoridad Portuaria. La que no asistió fue la secretaria general de los socialistas ferrolanos, Beatriz Sestayo, que también fue concejala hasta hace poco más de dos meses, mientras que sí acudió el recientemente elegido senador por el PSOE, Julio Barros, que ocupó un puesto en la primera fila de las autoridades, entre la diputada Yolanda Díaz y el secretario general del PP de Galicia, Miguel Tellado, que tenía a su lado al presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño.

La ceremonia de jura o promesa de los ediles se desarrolló con gran solemnidad, solo interrumpida por sonrisas cuando el edil popular Alejandro Padilla tropezó en el estrado tras jurar el cargo o por los aplausos de algunos invitados a Jorge Suárez al prometer lealtad al Rey y respetar y hacer respetar la Constitución, con la coletilla de que lo hacía «por imperativo legal en función dos meus valores republicanos». Y si la ceremonia revistió sobriedad, también lo hizo la indumentaria de los miembros de la nueva corporación, con predominio del negro y el blanco.

La mesa de edad estuvo constituida por el edil popular José Tomé y la nueva concejala del Partido Socialista Ana Lamas Villar, que fueron los encargados de entregar las medallas a sus compañeros.

En cuanto a la disposición, no hubo cambios. Las bancadas de la izquierda estuvieron ocupadas por los ediles del PSOE, en primer término, salvo la número ocho, Cristina Prados, que se sentó en la fila de atrás, junto a FeC y el BNG, mientras que el PP ocupó los escaños de la derecha.

Tras las intervenciones de Iván Rivas (BNG); Jorge Suárez (Ferrol en Común); y José Manuel Rey Varela (Partido Popular), pronunció su primer discurso el recién elegido alcalde, Ángel Mato, y lo hizo en un tono de consenso, insistiendo en su mensaje de toda la campaña de «poñer o diálogo permanente no centro da vida pública» y que llegó a emocionarse al recordar a familiares que ya no están. La Banda Ferrolá de Música puso el broche a la ceremonia interpretando el himno gallego con todos los asistentes en pie y a continuación vino la tradicional foto de familia de toda la corporación municipal y después, por grupos políticos. El nuevo regidor saludó cordialmente a los otros cabezas de lista y después se fundió en abrazos con los dos exregidores socialistas, que no reprimieron su satisfacción de recuperar la Alcaldía para su partido, y con Amable Dopico, «co que comecei a miña singladura», apuntó Mato.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Una ceremonia protocolaria, pero con sentimiento